Es solo un eufemismo de carácter legal eso de que César del Ángel salió “libre”, solo porque le cambian la medida cautelar de prisión preventiva a libertad bajo fianza, porque en los hechos hace ya más de un año que abandonó el reclusorio de Pacho Viejo, cuando fue a ocupar un cuarto en el área privada del Centro de Alta Especialidad, Rafael Lucio, en tono chusco categorizado por el personal de ese nosocomio como “Centro de Alta Reclusión”, porque ese mismo camino han seguido otros reclusos, la señora Gina Domínguez entre ellos , quien, por cierto, podría ser la siguiente en salir a su casa, no desde Pacho Viejo sino desde el CAE. La señora impunidad en todo su esplendor.