En tiempos de López Portillo (1976-1982), en ocasión de celebrar el aniversario de la Constitución del ´17, se convocaba a todos los gobernadores para escuchar el mensaje del presidente, quien se regodeaba con su estilo oratorio y el discurso conceptuoso, entonces, frente al gabinete en pleno, exclamaba “La república está reunida”. Entonces estaba en su apogeo la hegemonía priista, los gobernadores, todos, eran del PRI, solo los chicharrones del presidente tronaban. Nuevas circunstancias delinean nuevos aconteceres políticos, como la reunión de ayer entre el presidente López Obrador y los gobernadores integrados en la CONAGO, quienes le plantearon su inconformidad por la prevalencia que tendrían los Delegados especiales en materia de Seguridad Pública; el presidente los atendió y accedió: en materia de seguridad y educación públicas, los gobernadores se coordinarán directamente con los titulares de esas áreas, los delegados especiales quedarán al margen. Y todos salieron contentos de esa nueva versión de la república reunida.