Redacción 06-12-2018.- El Presidente de México dijo que antes de considerar nuevas subastas petroleras en aguas profundas quiere estar seguro de que las empresas que obtuvieron contratos bajo la reforma energética del gobierno anterior van a invertir y producir hidrocarburos. Para Andrés Manuel López Obrador, que asumió el sábado (1), la inversión y la extracción que se esperaba ver con los contratos petroleros otorgados no ocurrió, pero destacó que todos los compromisos serán respetados.

La producción de crudo en México está en niveles mínimos: AMLO estimó que tocará un piso de 1.5 millones de barriles de petróleo (bdp) a mediados del 2019 y luego crecería a 2.4 millones de bpd para 2024.