El Vaticano informó hoy la decisión del Papa Francisco de enviar una primera contribución económica a favor de los damnificados por el tsunami que afectó el 23 de diciembre a varias localidades de Indonesia.

Según informó la sala de prensa de la Santa Sede, el apoyo será enviado a través del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral aunque la suma exacta “será definida en los próximos días”.

El gesto, indicó, pretende ser inmediata expresión del sentimiento de cercanía espiritual y paterno ánimo de parte del pontífice, además de estar destinado al socorro de las poblaciones en esta fase de emergencia.

“La contribución acompaña la oración del santo padre a favor de la amada población de Indonesia, y es parte de las ayudas que se están activando en toda la red caritativa de la Iglesia católica”, precisó el Vaticano.

Esto -continuó- como consecuencia del tsunami que ha golpeado algunos distritos de las islas de Java y Sumatra, obligando a la evacuación de sus habitaciones a más de 16 mil personas.

Añadió que, según estimaciones preliminares y no definitivas dadas a conocer por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hasta ahora ese fenómeno, ha dejado un saldo de 430 víctimas y casi mil 500 heridos.

Días atrás, el mismo Papa Francisco manifestó su cercanía a los afectados por la ola anómala, producto de la violenta erupción del cercano volcán Anak Krakatoa, al pronunciar su bendición con el Angelus el mismo día 23 de diciembre, ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro.

“En este momento me dirijo a la población de Indonesia, que se ha visto afectada por violentas catástrofes naturales, que han causado graves pérdidas de vidas, numerosos desaparecidos y personas sin hogar y considerables daños materiales”, dijo entonces.

Aseguró sentirse espiritualmente cerca de las personas desplazadas y de todas las personas que han sido probadas, implorando alivio de Dios en su sufrimiento.

“Invito a todos a unirse a mí en la oración por las víctimas y sus seres queridos. Hago un llamamiento a estos hermanos y hermanas para que no les falte nuestra solidaridad y el apoyo de la comunidad internacional”, añadió, antes de rezar con la multitud un Ave María en voz alta.

 

Fuente:Notimex