Redacción 06-12-2018.- Ante la propuesta de establecer la movilidad de jueces y magistrados federales cada tres y seis años, iniciativa impulsada por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), los servidores públicos que se ampararon contra la ley federal de remuneraciones señalaron que ni los poderes Legislativo y Ejecutivo son sometidos a este tipo de exigencias, a pesar de que están más expuestos a cometer corrupción.

“La medida que propone la iniciativa es regresiva y por ello vulnera la independencia judicial, al tiempo que es inequitativa y desproporcional, si se tiene en cuenta que a los poderes Legislativo y Ejecutivo no se les imponen deberes de cambiar con regularidad de lugar sede de ejercicio del cargo, no obstante que están más expuestos a influencias externas que vulneren su campo de decisión, y que existen datos objetivos de que los servidores públicos que forman parte de esos poderes son notoriamente propensos a incurrir en actos de corrupción, como lo evidencian objetivamente resultados de auditorías y procedimientos administrativos de responsabilidades de servidores públicos”, destaca el documento que fue compartido con este medio.