Redacción Sociedad 3.0

La participación de los chalecos amarillos como se les ha denominado a los manifestantes del gasolinazo en Francia ha superado a las autoridades por la gravedad de la situación, sin embargo las autoridades han arrestado aproximadamente a mil 723 protestantes.

Tan sólo en Paris hubo mil 082 detenciones y al menos 96 personas resultaron heridas de las cuales 10 fueron policías.

Si bien la mayoría se manifiesta sin violencia, los más radicalizados, sobre todo miembros de grupos de extrema derecha y extrema izquierda, irrumpen en las protestas y se enfrentan a la policía.

Por su parte el presidente Francés. Emmanuel Macron ha agradecido el desempeño de las fuerzas del orden a través de twitter cabe mencionar que el mandatario desplegó 89 mil policías en todo el país y movilizó por primera vez los vehículos blindados de la Gendarmería Nacional para apagar barricadas, contener a manifestantes y evitar actos de vandalismo.

 

 

 

Con información de: Excelsior