La Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados dictaminará hoy a las 9 de la mañana la Iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) que presentó el Ejecutivo para que pueda ser discutida y aprobada en el pleno y posteriormente sea turnada al Senado de la República.

Luego de que el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez, compareciera por alrededor de dos horas para explicar los ingresos presupuestarios que se tendrán en el 2019, Patricia Terrazas, presidenta de la Comisión de Hacienda expuso que en el pleno se desahogarán las reservas que presenten los diputados.

Entre los cuestionamientos que se hicieron al subsecretario se expuso el impacto que tendrían los ingresos tributarios ante la reducción del Impuesto sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la zona fronteriza y por posibles prácticas de evasión fiscal.

A lo que Herrera Gutiérrez respondió que a través de un decreto se establecerán una serie de candados para que no todos sean beneficiarios de este estímulo fiscal en la frontera.

“Uno de los candados será que las empresas que quieran tener el recorte de ISR de 30 a 20% deberán tener no sólo su domicilio fiscal en alguno de los estados fronterizos, sino también su actividad económica”, detalló.

Precisó que las inversiones nuevas también podrán acceder a esta rebaja siempre y cuando sea verdaderamente nueva, es decir, que no se traslade de un estado a la franja fronteriza.

Añadió que las razones por las cuales se decidió rebajar los impuestos en la frontera fue por la violencia que afecta a los estados del norte, el problema migratorio y la reforma fiscal en Estados Unidos. “La combinación de estos factores nos llevó a realizar esta propuesta de recorte de impuestos”.

Por la mañana Carlos Urzúa, quien también compareció, pero en el pleno de San Lázaro, argumentó que al reducir los impuestos en la frontera no se está haciendo un sacrificio fiscal.

“El impacto fiscal del ISR será un beneficio fiscal para las empresas que puedan comprobar que pueden ser beneficiarias. Por ejemplo, Petroleros Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad no pueden ser beneficiarios porque no generan recursos adicionales que puedan compensar”.

Detalló que por concepto del ISR se prevé dejar de recaudar 22,600 millones de pesos; mientras que por IVA 19,600 millones de pesos, es decir, el impacto fiscal será por 42,200 millones de pesos. “La resta ya se hizo en la ley de ingresos y no refleja un efecto negativo”.

Cuestionado sobre la propuesta de eliminar la compensación universal, Herrera Gutiérrez dijo que representa 20,000 millones de pesos en IVA, lo cual permitiría contrarrestar la reducción del IVA en la frontera norte.

“Los impuestos tienen características complicadas. Cada vez que se hace algo —como los recortes—se tiene que tratar de compensar”.

La ILIF para el 2019 propone eliminar la figura de compensación universal debido al crecimiento injustificado que estas compensaciones tuvieron en tres años, además de evitar malas prácticas fiscales.

Entre el 2014 y el 2017, el monto de saldos a favor que fueron utilizados para pagar otros impuestos pasó de 131,400 millones de pesos a 260,500 millones.

Con información de ElEconomista