Pues sí, tienen razón todos. El alcalde xalapeño Hipólito Rodríguez Herrero no se vio para nada en la muy importante visita que realizó el Presidente de la República el 2 de diciembre a la ciudad que aquél administra. Institucionalmente, ahí debieron estar presentes los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal. Sólo hubo dos, representados por Andrés Manuel y Cuitláhuac.

Aun suponiendo que la visita hubiera sido de un matiz partidista (que en realidad lo fue), tampoco existe excusa, porque Hipólito gobierna precisamente gracias a Morena, el mismo partido del presidente y del gobernador.

En declaraciones a la prensa este martes, Rodríguez Herrero niega que exista ruptura. Trabajan por el mismo proyecto, dice. Entonces ¿por qué no estuvo presente? Sería disparatado pensar que no evaluó correctamente la ocasión. Una ausencia así sólo sería explicable en algo tan delicado como cuestiones de salud o ¿qué más, si no hay ruptura?