Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

 jrblanchetcruz@nullhotmail.com

Como parte de las ya esperadas “sorpresas” que aún nos deparaba este fin de año -pero que a principios del 2018 eran impensables- está la debacle de la moneda norteamericana, que durante décadas, de hecho desde 1944 -en plena Segunda Gran Guerra- se instauró como la moneda hegemónica para el comercio internacional…

Hasta 1971, durante la presidencia de Richard Nixon, cuando el dólar pasó a ser una moneda fiduciaria, es decir, que ya no estaba respaldada por el oro -el patrón oro- y solo es respaldada por la fe y la confianza de la comunidad a la promesa de pago del emisor…

La suerte del dólar está echada, toda vez que China, Rusia, India, Turquía, Irán y Venezuela, han decidido sacar al dólar de sus transacciones comerciales y utilizar sus monedas locales

Lo que alguien podría opinar que en esas condiciones está muy bien que al no tener el dólar su respaldo en oro y perder la confianza de los tenedores, su valor se caiga; a no ser por el hecho de que la caída del dólar, y todo lo que ello representa, arrastra al peso…

Pues aunque los jilgueros políticos canten la independencia y la libertad de nuestro México, seguimos siendo dependientes de los EE.UU. y su por hoy orate Presidente…

Como prueba de la sumisión hacia el decadente Imperio, está el nuevo Tratado de Comercio que tan apresuradamente se firmó en la Argentina; pero que resultó un bodrio a capricho del hombre del peluquín rubio…

Y ahora, después de que el susodicho individuo dice que se va a llevar muy bien con AMLO, el flamante secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrad, ha tenido que aceptar que siempre sí, México va a ser el País al que “deportarán” a todos los migrantes de la nacionalidad que sea, que ingresaron a su territorio y pidieron asilo político…

Y aquí deberán de permanecer hasta que la Justicia norteamericana decida sobre su solicitud; la que puede tardar más de un año.  Lo que, si ya de por sí es un problema serio, se agravará con el tiempo…

Pero esa sumisión no es lo peor; también se ha dado a conocer que los entes vaticanos, también de caída en la confianza de su rebaño, intentan con sus 10.5 millones de guadalupanos, afirmar su presencia en suelo azteca…

Ya que finalmente México el bastión del que, gracias al fanatismo de los ciudadanos, obtienen más dinero.  Y por ello han movido los hilos necesarios para que en Tamaulipas se construya el Cri$to de la Paz, que será más grande que el Cri$to Redentor de Brasil…

No habrá dinero para mitigar la miseria que campea; pero para hacer un monumento de ese tamaño sí.  Cabiendo preguntar si su dios vendrá a cortar el listón o si la inauguración va a ser post mortem…

Solo baste comentar que el Cri$to Redentor, de 30.1metros de altura, más una base de 8 metros, también conocido como el Cri$to del Corcovado no ha ayudado absolutamente en nada para disminuir la violencia en Brasil…

Y Río de Janeiro, que es a cuya bahía donde dirige su vista y su “protección” el monumento, continúa con una violencia que hasta el momento ha sido imparable; y que pinta para peor, ahora que Jair Bolsonaro ha llegado a la presidencia.

Para terminar…

 

De lamentar la caída del helicóptero en el que viajaban la gobernadora de Puebla, Marta Erika Alonso y su esposo el ex gobernador Rafael Moreno Valle; pero dadas las circunstancias precedentes; y a solo 10 días de haber tomado posesión del cargo, es imprescindible que el asunto se esclarezca a satisfacción de todos…

No vaya siendo que si se tardan en dar las informaciones pertinentes, como sucedió en el caso Juan Camilo Mouriño, los detractores comenzarán a difundir rumores.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.