Ciudad de México- 2018-12-2109:08:07- Agencias

 

En México se dice que alguien “tiene ángel” cuando con su sola presencia encanta a los demás. Y Yalitza Aparicio lo tiene.

 

La nueva actriz llegó con su coprotagonista de Roma al show Jimmy Kimmel Live, grabado en Nueva York, donde el público se puso a sus pies.

 

Con sus respuestas y anécdotas, la oaxaqueña hizo reír al público y al mismo presentador. Y de paso, enalteció a México.

 

Al final de la entrevista, Kimmel le preguntó a la dupla de actrices si conducirían la gala del Oscar, a propósito de que el filme de Alfonso Cuarón suena fuerte en la terna de Mejor Película Extranjera.

 

“¿Por qué no? Y en español”, respondió Yalitza, orgullosa, con lo que se llevó las palmas del público y su propio traductor.

 

Pero antes, la egresada de la Licenciatura en Educación Preescolar ya había dado cátedra de encanto. Jimmy le preguntó si había actuado antes del filme de Cuarón.

 

“No… bueno, si cuenta como ‘actuación’ el mentirle a mi mamá o a los maestros, pues sí”, bromeó.

 

Luego contó que su hermana embarazada había sido quien originalmente audicionaría para el papel, pero le cedió su lugar.

 

“Entonces tu hermana debe estar furiosa contigo”, dijo Jimmy.

 

“Para nada, al contrario, está contenta porque dice que por lo menos ya hablo, que antes no decía nada y que ahora ya estoy frente a una cámara cuando antes siempre me escondía”, contó.

 

Marina, por su parte, recordó que en su proceso de audición, fue hasta el segundo mes de pruebas que supo que estaría trabajando para el oscareado director, y de lo personal que resultó la película.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO