¡ADELANTE!

Pepe Valencia

Expresaré sólo 4 vaticinios para este año y, conste, no son deseos personales  ni nada que se parezca. Son acontecimientos que  ocurrirán a lo largo de los próximos días o meses. Ahí van:

–Se va el fiscal general Jorge Winckler.

–Y, váyanse de espaldas, el exgobernador Javier Duarte de Ochoa será puesto en libertad… aunque ustedes no lo crean, para Ripley.

–Los altos índices de delitos violentos, en primer lugar los asesinatos, secuestros, extorsiones, asaltos a mano armada, etcétera,  no se reducirán en el estado, sino todo lo contrario, aumentarán.

–Al tren ligero recién anunciado por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez para ir de Rafael Lucio a Coatepec, pasando por Banderilla y Xalapa, no le veremos ni las luces. O sea, no se construirá.

Si me equivoco en estos pronósticos, me quitaré el sombrero, que ni uso, promoveré un homenaje para Cuitláhuac y, como penitencia por malpensado, prometo dejar de escribir esta columna por el resto del sexenio.

A partir de hoy llevaré la cuenta de los sucesos violentos que se cometan, esperaré el día de la eventual inauguración del tren ligero y permaneceré atento del caso Winckler y del proceso contra Duarte.

Imagínense, si disminuye el número de muertos por la delincuencia, si se convierte en realidad el tren ligero, si se va Winckler, y Duarte continúa preso, cuántos veracruzanos estarían felices con Cuitláhuac y AMLO.

Lo de la seguridad es clamor de la sociedad, no sólo de Veracruz sino de toda la república. Deseamos que cese la violencia.

En cuanto al tren ligero, es una obra anunciada por el gobernador. A Winckler no lo quiere Cuitláhuac. Lo de Duarte es un  caso en manos de autoridades federales.

He insistido en que cuando se formula un pronóstico deportivo, político  o climatológico, no es porque uno desee que suceda o no, así que no me quieran linchar ni me tachen de ave de mal agüero.

Esperen los tiempos y  confirmarán si atiné o fallé. En su momento revelaré si me enteré por fuentes de información directas o simplemente me baso en análisis, suposiciones o hipótesis.

Lo importante es opinar con seriedad y acertar. El cómo lo supimos es lo de menos.

Para concluir, reitero mis deseos de que este año les vaya bien a todos los que nos hacen el favor de leernos. Que este 2019 sea mejor que los anteriores y se cumplan sus propósitos.