El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este jueves que acepta la propuesta de los gobiernos de México y Uruguay para dialogar a fin de pactar una solución a la crisis política del país, donde el opositor Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se proclamó “presidente encargado”.

“He visto que dos gobiernos latinoamericanos han tenido una iniciativa que me parece debe ser el camino. Una iniciativa de carácter dialogante, diplomática”, declaró Maduro en el Tribunal Supremo de Justicia[…]Yo al gobierno de México y Uruguay les digo públicamente: estoy de acuerdo en una iniciativa diplomática para el diálogo nacional en Venezuela. Estoy listo para el diálogo, para el entendimiento”, aseguró.

Ayer, los gobiernos de México y Uruguay urgieron a todos los actores venezolanos a encontrar una solución pacífica y democrática y propusieron un nuevo proceso de negociación “incluyente y creíble, con pleno respeto al Estado de Derecho y los derechos humanos”.

Maduro insistió en que la iniciativa para el diálogo debe ser el camino para solucionar la crisis y no el “intervencionismo” de los países que han reconocido a Guaidó, entre ellos Estados Unidos y la mayoría de países americanos.

Por su parte, el Instituto Nacional Electoral no descartó brindar asistencia técnica a Venezuela en materia de comicios, si este país así lo solicita y si está apoyado de organismos internacionales como la ONU, IDEA internacional, OEA, IFES, u otro organismo multinacional con misiones democráticas.

Además, el gobierno de México pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) revisar el estatus jurídico que tiene el nombramiento de Juan Guaidó como presidente interino.

El representante de nuestro país ante el organismo regional, Jorge Lomonaco, reiteró la preocupación de México por el deterioro de la situación en Venezuela, en cuanto a los derechos humanos de la población.