El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió este miércoles su equivocación sobre la afirmación hecha el martes de que “la empresa Corona” había solicitado la devolución de “miles de millones de pesos” por concepto de pago de impuestos; ya que el martes había asegurado que dicha empresa había solicitado la devolución al Servicio de Administración Tributaria (SAT). La demanda fue calificada como improcedente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dijo el presidente.

Sin embargo, horas más tarde, Grupo Modelo, fabricante de la cerveza Corona, publicó un comunicado en el que señaló que la solicitud había sido realizada por un grupo de accionistas que ya no pertenecían a la empresa. En el escrito, Grupo Modelo señaló que “la decisión a la que hizo referencia el Presidente de México, Lic. Andrés Manuel López Obrador, no corresponde a recurso legal alguno interpuesto por la empresa”.

“Es cierto lo que sostienen en su comunicado, no fue la empresa (la que solicitó la devolución del ISR). Quienes solicitaron la devolución del ISR fueron los exaccionistas de Modelo”, aceptó el mandatario en conferencia desde Palacio Nacional.

Sobre estos accionistas, López Obrador dijo que estas personas recibieron 259 mil millones de pesos después de que Grupo Modelo fuera vendido a una empresa extranjera.

“Esa cantidad se pagó a los accionistas de Grupo Modelo en 2013 y pagaron el ISR. Sin embargo iniciaron un litigio para que se les devolviera el ISR; se llevaron a cabo los procesos judiciales, llegó a la Corte y se desechó el proyecto que había presentado un ministro para que se le devolviera el ISR”, explicó.

“Íbamos a tener que devolver hasta 30 mil millones de pesos. (La resolución) fue un gran logro, porque es una práctica malsana, por decirlo con elegancia, lo de la devolución de impuestos”, señaló. Esta resolución se hizo ya durante su administración, por lo que representó un ahorro, en primera instancia, de 13 mil millones de pesos.

Con información de ElFinanciero