Ante el desabasto de gasolina en algunas zonas del país, como Jalisco, Guanajuato y Michoacán, revendedores ofrezcan el combustible hasta 50 por ciento más caro que el precio que en la gasolineras.

En la autopista Guadalajara-Atlacomulco con dirección a la Ciudad de México, en el municipio de Zinapécuaro a la orilla de un expendio de Pemex, fueron detectadas personas vendiendo el combustible entre 25 y 30 pesos el litro, cuando en las gasolineras el costo oscila entre 19 y 20 pesos.

Los revendedores cuentan con estructuras metálicas blancas que sirven para colocar el garrafón a la altura necesaria para que la gasolina pueda fluir sin problema hacia el tanque de los vehículos a través de una manguera.

Según personal de la caseta Morelia-Acámbar, entre el grupo que vendía el combustible en grifos hay personal de la gasolineracerrada.

En otro expendio en el mismo sentido hacia la Ciudad de México, en la Avenida Francisco I. Madero Poniente, se observaba una fila de al menos 85 vehículos esperando surtirse de combustible un día antes del regreso a clases.