Aún estamos a tiempo…

Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@gmail.com

 

Si bien es cierto que Alejandro Gertz Manero es de las pocas personas en quienes los ciudadanos confían, como también lo harían con Salvador Nieto Castillo, para ocupar el cargo de Fiscal General de la Nación…

Se insiste en que quien ocupe ese cargo debe de ser elegido por el voto ciudadano; y sin que tenga ningún tipo de filiación Partidista; de otra manera, mientras se continúe con el sistema actual de ser propuesto por el Ejecutivo y aprobado por el Legislativo, la independencia no será tal…

Pero no todo está perdido.  Aún estamos a tiempo para que los Ministros de la SCJN y los Magistrados en los Estados sean electos por el Pueblo.  En Veracruz, por ejemplo, se ha dado un primer paso.  Se aprobó que quienes se consideren con los méritos necesarios para aspirar al cargo, se inscriban…

Hasta ahí todo bien.  Pero donde ya la puerca torció el rabo, fue la segunda parte; ya que de todos los inscritos, el Gobernador insaculará por los curriculums, a tres que él considere los más viables…

Que es la tercia que él enviaría a la Legislatura para que los diputados designaran al que considerasen mejor para el cargo.  Pero es un poco más de lo mismo; por no decir que es la misma cosa, pero disfrazada…

Quienes reúnan los requisitos y quieran postularse como candidatos para ocupar una Magistratura, deberán inscribirse como candidatos; pero el Pueblo es el que debe de elegirlos, no nadie más…

Los Partidos políticos no deben intervenir para nada; y mucho menos las religiones.  En una Nación laica, pertenecer a tal o cual culto debe de ser causa para descalificar a cualquier candidato que pretenda impartir Justicia…

Y menos los integrantes de los otros dos Poderes; ya que de facto se estaría violando el principio máximo de la República.  Y por ende, el cuento de la división de Poderes seguirá siendo solo eso, un cuento.  Con ciertas variantes, pero finalmente un cuento…

Primero una República que garantice el Estado de Derecho; y después toda la Democracia que quieran.  Da igual por quien voten los ciudadanos; siempre y cuando se garantice la legalidad de las elecciones y la Ley sea igual para todos…

Y eso atañe al Poder Judicial.  Nada puede estar por encima de la Ley, y ésta debe de ser igual para todos.  Sin ese principio de igualdad ante la Ley, que debe trascender como pilar fundamental de la Nación, todo lo demás es a modo…

Bien decía William Pitt (1759 – 1806) quien fue Primer Ministro de la Gran Bretaña más joven en ocupar el cargo -de ahí que lo apodaran “El Joven”- y lo fue durante 20 años…

Aparte de que durante 19 años fue miembro de La Cámara de los Comunes y en tres ocasiones Ministro de Hacienda: “Donde acaba la Ley, comienza la tiranía”…

Para lo que ya no estamos a tiempo, es en la cuestión del deterioro climático y las consecuencias que habremos de pagar; o mejor dicho, que ya estamos pagando…

Se inició el año con la erupción del Monte Agun, en Indonesia, causando pérdidas humanas y materiales, todavía no cuantificable.  Y en el Archipiélago Filipino, la tormenta Usman ha dejado decenas de muertos y desaparecidos…

 

Claro que podemos de alguna manera prevenir las desgracias de este tipo, no viviendo en las márgenes de los cuerpos de agua, ni en las laderas de las montañas, o en edificios altos…

Que por otro lado, los edificios altos son los que salvan gente en casos de tsunamis; aunque ya se aclaró que habría que alejarse de los cuerpos de agua.  Vivir en medio del campo sería lo ideal; pero nadie lo hará…

Desde luego que hay excéntricos que han construido hasta refugios nucleares y cosas por el estilo; pero la generalidad de las personas ni siquiera tienen preparado su propio sepelio, que es lo único seguro que nos va a suceder a todos…

¡Vaya!, ni siquiera tienen guardados sus papeles importantes -como pueden ser las escrituras, facturas, actas de todo tipo y números “confidenciales”, etc.- en un solo lugar de su casa; o siquiera en una bolsa de plástico, por aquello de las enfurecidas y los diluvios…

Y mucho menos tienen a buen resguardo copias de esos papeles en sus oficinas, o en casa de algún pariente en el que se pueda confiar -que por regla general nunca son muchos-…

Pensar que a estas alturas en las que el mundo entero depende de la tecnología, la gente cambiará su forma de vida, además esgrimiendo como justificación que de nada va a servir en casos de desastres, que lo mismo se mueren los que comen animales, que quienes no los comen…

Como quien dice que si de todas maneras se va a morir de algo, para qué dejar de fumar; y puede tener razón, pero no tiene consciencia.  Pero independientemente de lo que los demás piensen o crean, cada cual debe de hacer lo suyo…

Primero que nada, en beneficio propio; ya que de otra manera será poco lo que pueda repartir; pues nadie puede dar lo que no tiene.

Y nos vemos mañana, si el Sol empresta vida.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar