CLAROSCUROS
José Luis Ortega Vidal

(1)

Para tener una idea somera sobre la coyuntura histórico-política del México actual, debemos partir de un concepto evidente: MORENA no es un partido político ni un movimiento social, estrictamente es una torre de Babel…

Al interior de este poder de Estado sin antecedente de tal envergadura que no sea la Revolución de 1910 y su paso de la lucha armada a la construcción gradual y contradictoria de instituciones, prevalece el acomodo, la lucha individual y de grupos…

También las ideas caóticas, las decisiones –a nivel federal, estatal y municipal- producto de ocurrencias, sin planificación, sin liderazgos fuertes y menos aún consolidados…

Como todo proceso histórico –volvamos al ejemplo de la Revolución de 1910- MORENA está en su etapa de ilusión, de esperanza, de fe, de apoyo casi absoluto a su creador y líder y guía y punta de lanza y sostén: Andrés Manuel López Obrador…

La etapa de las traiciones también ha llegado (Pozos Castro dixit en el caso veracruzano) faltaba más…

Si el país está como está –sumido profundamente en una lucha dialéctica en todos los frentes- con un presidente todopoderoso llamado AMLO ¿Qué ocurriría si dicho cuasi Dios sufriese un atentado?

No me atrevo ni a describir un potencial escenario de tal impacto.

MORENA, la torre de Babel, se mueve en torno al Peje…

Todo gira en torno suyo y depende de su figura, lo cual es sumamente riesgoso para él mismo y la nación.

La democracia reclama equilibrios de poder y éstos llegan con la división republicana, en nuestro caso…

Urge, por tanto, que Andrés Manuel López Obrador continúe despacio porque lleva y llevamos prisa pero también urge que lo más pronto posible se convierta en Presidente y deje de ser la voz mandante en la torre de Babel.

Tiene la obligación de organizar, planificar, dirigir y controlar pero dejar que otros también lo hagan en sus respectivas áreas o espacios de poder institucional legítimos e independientes…

Si AMLO no entiende tal encargo de la historia y sin la capacidad de la sociedad civil por asumir su papel de respeto a la ley -en la construcción cotidiana de la institución que lo mueve todo, es decir la democracia- retrocederemos…

El avance sumamente lento, casi imperceptible, que México está viviendo, puede terminar –en el mejor de los casos- como los últimos años del sexenio de Gustavo Díaz Ordaz en lo político y los sexenios de Luis Echeverría y José López Portillo en lo económico.

Frente a este panorama nos enfrentamos a un laberinto: ejemplos como los de Puebla y Veracruz…

Primer caso: la muerte de la gobernadora condujo a una negociación para nombrar a su relevo y en una entidad donde las fuerzas más avanzadas son el PAN y MORENA el nuevo gobernante es un priísta…

Segundo caso: hay un hombre empeñado en volver al mando estatal vía su hijo, y para ello manipula espacios de poder que tuvo en sus manos cuando gobernó pero frente a los cuales tiene el deber político de guardar distancia y respeto, lo que no realiza vencido por su ambición…

Al laberinto hemos caído como como efebos y doncellas…

El minotauro nos acecha…

La democracia nos salva pero votamos por Teseos que nos rescaten y equilibren las fuerzas que creamos y padecemos inertes e irresponsables…

Esto último nos devela el México complejo, multicultural, antidemocrático y enemigo de sí mismo que ya conocemos…

Pero además, es una circunstancia que nos coloca –como en el caso de la explosión infernal de Tlahuelilpan, Hidalgo, con 107 muertos hasta anoche- al riesgo de perder cada día más esperanzas…

(2)

En ocasiones la historia cambia para avanzar; pero a veces lo hace para retroceder…

(3)

El error de cálculo político de confrontar a los poderes Ejecutivo y Legislativo veracruzanos contra una figura menor como el Fiscal carnal Jorge Winckler, empieza a cobrar costos.

Hay un tufo que permea cada día con más fuerza los movimientos de la clase política en el poder de la entidad jarocha: el miedo.

Y detrás de ese temor se escucha el eco de una voz a la que se ha dejado crecer en forma gratuita, como una suerte de autogol:

¡Buuuu! Susurra Miguel Angel Yunes Linares y más de un legislador o miembro menor del gabinete extraña los brazos protectores de un Fidel Herrera Beltrán némesis del coco…

(4)

¡Válgame Dios!

(5)

A tal grado están las cosas que Marijose Gamboa es la legisladora Superstar de la LXV Legislatura…

Marijose sube, baja, habla fuerte, exige, reclama, impone, taconea, se agacha celular en ristre, se confronta con policías, vende la imagen de una profunda conocedora de la ley, cita, cita, cita y cita artículos y artículos y artículos y artículos…

Marijose no debate, no argumenta, no expone reflexión propia alguna, no voltea jamás a las paredes donde están inscritos los nombres de los legisladores de 1917 en Córdoba y Querétaro

¿La historia? Al carajo con la historia…

Marijose deja perplejos a sus compañeros de bancada en el PAN, los calla sin callarlos, los manda sin mandarlos…

Por momentos la Tribuna más alta de Veracruz es suya, sólo suya y todo ello es consecuencia del miedo y la abundancia de lenguajes en la torre de Babel…

Marijose es, finalmente, la creación de una sociedad confundida y por ende débil…

Una sociedad que votó en masa por el cambio ante un presente atroz…

Pero que se espanta por no espantarse ante la muerte de un centenar de paisanos en la lucha justificable contra el crimen organizado cuyo objetivo final no queda claro…

¿Un miedo peor al buuuu de un perverso profesional como Yunes Linares?

Sí: el miedo colectivo a desconocer el objetivo de la muerte…

(6)

Consulto a un jurista que cubre al mismo tiempo el papel político de altos vuelos. Su respuesta es contundente: “En Veracruz se están confrontando dos fuerzas políticas muy fuertes pero Winckler sí se irá, no sé si en el corto o mediano plazo pero se irá…”

Alguien más, un amigo intelectual ofrece su punto de vista desde la perspectiva de la praxis social: López Obrador terminará poniendo orden en la Babel veracruzana; quizá…

(7)

La grabación de una conversación del gobernador Cuitláhuac García Jiménez resulta como el caso del pato: si camina como pato, tiene pico de pato y grazna, sin duda es un pato…

Si una grabación es ilegal, si tiene rostro de espionaje, si es un golpe político preparado desde antes del relevo en el poder, es trabajo de Yunes Linares y sus adláteres…

Observemos las réplicas en los aliados, como Notiver…