Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

El 31 de diciembre Abraham Rosado Zárate originario de Actopan, pero ciudadano norteamericano, se preparaba para festejar en ese municipio el Año Nuevo en compañía de familiares y vecinos, ajeno a la pesadilla que estaba a punto de vivir.
Al filo de las 18:00 horas elementos de la Fuerza Civil irrumpieron en su domicilio y al conque de que buscaban armas golpearon a los moradores, los amenazaron y se llevaron detenidos tanto a Abraham como a sus familiares.
Versiones no confirmadas señalan que los policías se llevaron alhajas, dinero y dos camionetas de los Rosado Zárate, lo que no sería nada raro. Pero además, torturaron a los detenidos que fueron puestos en libertad 48 horas después al comprobarse su inocencia.
Moraleja: “En Veracruz te tienes que cuidar hasta de los supuestos guardianes del orden”, me dijo por teléfono un amigo de la Ciudad de México que fue a pasar sus vacaciones al norte de la entidad. En carretera unos sujetos que se dijeron policías lo detuvieron, lo bajaron del auto, le dieron una calentada, lo acusaron de narco, le metieron un sustazo a su familia y le quitaron siete mil pesos antes de dejarlo ir con la advertencia de que se anduviera con cuidado, porque para la próxima no la iba a contar.
“¿Levantar una denuncia? No gracias, no vaya a ser el diablo que ahora sí me detengan y en efecto no la cuente” me dijo. Pero cuando nos despedíamos me hizo una pregunta que no supe contestar: “¿Qué le pasó a Veracruz?”
¿Y es que… qué contestas lector?
¿Qué puede uno contestar cuando el Secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, dice que los hurtos a las tiendas de conveniencia son por un six cervecero y pasa por alto las golpizas a los empleados y el robo de dinero?
¿Qué puede uno contestar cuando el Secretario de Gobierno, Eric Cisneros, fue a decir a Coatzacoalcos que en los últimos quince días no hubo ningún asesinato doloso en aquella zona cuando hubo siete?
¿Qué puede uno contestar cuando Acayucan se convirtió en noticia porque en las últimas horas ha sufrido de ejecuciones, levantones y hasta ataques a comercios con bombas molotov?
¿Qué puede uno contestar cuando la violencia se ha multiplicado y cuando Veracruz es segundo lugar nacional en secuestros?
El ataque al ciudadano norteamericano trascendió y ya es del conocimiento del gobierno de aquel país. ¿Emitirá Estados Unidos una alerta de restricción para Veracruz? Pudiera ser.
Lo que sí es seguro es que ni Abraham Rosado ni su familia se volverá a parar por Actopan, como mi amigo chilango no querrá regresar a Veracruz.
Lo dije hace unos días y lo reitero: es imposible pedir a las nuevas autoridades que acaben con la violencia en tan poco tiempo, pero urge un plan efectivo para comenzar a inhibirla y disminuirla.
La pregunta es ¿dónde está ese plan?

Cuando el rio suena…

Ha trascendido que el periodista Jorge Faibre dejará en breve la oficina de Comunicación del OPLE para regresar a lo suyo que es la comunicación televisiva y radial.
Jorge es un excelente profesional con un palmarés envidiable. En los últimos años trabajó en la oficina de Comunicación Social del Gobierno del Estado y de ahí pasó a la dirección de Radio y Televisión de Veracruz (RTV) donde hizo un trabajo sobresaliente. Esto le valió ser tomado en cuenta para dirigir la oficina de Comunicación del OPLE donde también realizó una labor de primera.
Los directivos de TV Azteca que conocen su labor periodística, le están ofreciendo regresar a la que fue su casa y al parecer es cosa de días para que Jorge reaparezca en las pantallas televisivas.
Te reitero lector, toma el comentario como trascendido. Pero cuando el río suena…
bernardogup@nullhotmail.com