El gobierno de Cuitláhuac García Jiménez buscará establecer el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral (FAARI) para la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención Integral a Víctimas.

Se trata de un fondo con el que habían incumplido los gobiernos anteriores señaló Mayra Ledesma Arronte encargada de despacho de la próxima dirección de Cultura de Paz y Derechos Humanos.

Señaló que según lo expresado por los legisladores sí se está contemplando tanto el presupuesto para el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral (FAARI) para la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención Integral a Víctimas como para la nueva Comisión Estatal de Búsqueda, “que es una nueva figura que se tiene que crear y por tanto tiene que tener tanto la infraestructura como el presupuesto para el gasto corriente y el gasto para la búsqueda”, añadió.

Refirió que el fondo para la comisión de atención a víctimas nunca se había creado pues es algo en lo que habían incumplido los gobiernos estatales anteriores en particular el de Miguel Ángel Yunes Linares.

“Porque nunca dotaron y faltaron a los términos de la ley, para dotar al fondo de presupuesto. Nosotros lo que solicitamos junto con los colectivos son 80 millones de pesos para este fondo de la Comisión de Atención a Víctimas y 20 millones para la operatividad de esta comisión”, añadió.

Explicó que el FAARI está etiquetado y es para ayuda, reparación y atención de las víctimas mientras que el otro recurso es para la operatividad como salarios, gasto corriente entre otros.

“Este presupuesto se empezó a trabajar desde julio, cuando se instalan las mesas de trabajo con los colectivos y el gobernador electo en ese momento (…) a raíz del trabajo con los colectivos se elabora un documento donde se establecen los mínimos para que se pueda atender el problema de la desaparición para el estado de Veracruz”, añadió.

El FAARI, detalló, no solo es para atender a las víctimas de desaparición sino para todo tipo de víctimas del estado por lo que la necesidad es significativa y se tendrá que hacer un uso escrupuloso de los recursos.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO