“Exigimos una auditoría para Silvano Aureoles porque queremos saber a dónde se ha ido el dinero que mandó el Gobierno Federal para el pago de los maestros michoacanos”, dijo Ismael Mercado Rivera, coordinador de la CNTE Región Maravatío, “es una demanda política porque la Secretaría de Educación en Michoacán es un barril sin fondo”.

La exigencia de revisar los dineros gastados en la Secretaría de educación desde el 2015, se sumó Ramón Reséndiz Sandoval, coordinador de la Región Hidalgo, “no vamos a desistir en la petición de auditoría al gobierno del estado, porque nunca se nos ha informado de manera clara cómo se ejerce el presupuesto en el sector educativo”, explicó en entrevista con Grupo Imagen, junto a las vías del ferrocarril bloqueadas desde hace 9 días en Maravatío.

Los dirigentes sindicales, quienes encabezan las manifestaciones para impedir el paso del tren de carga en municipios limítrofes con el Estado de México, sentenciaron que no dejarán libre el paso del ferrocarril hasta que se cumpla con el pago de adeudos a los profesores estatales.

Así pues, dirigentes regionales de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, en el Oriente de Michoacán, sumaron a sus demandas de pago a docentes estatales, la exigencia de una auditoría para la administración estatal encabezada por Silvano Aureoles Conejo.

A los dirigentes gremiales no les satisface la intención del Ejecutivo estatal, por dejar toda la responsabilidad al Gobierno Federal respecto al pago de honorarios para 35 mil profesores y auxiliares de la educación contratados durante los últimos 12 años por administraciones estatales.

Michoacán cumplió ayer 9 días de bloqueos a las vías férreas, lo cual ocasiona daños cuantificados en 8 mil millones de pesos por los industriales del estado.

Con información de Excelsior