La corrosión en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) representa un riesgo similar o mayor al de la ordeña de energéticos, advirtió el investigador de la Universidad Veracruzana (UV) Rafael Vela Martínez.

En Veracruz cruzan más de 3 mil kilómetros de ductos de Pemex y en su mayoría enfrentan serios problemas de corrosión, advirtió.

Además del riesgo que representa el huachicol, históricamente en Veracruz el 67 por ciento de los derrames han sido por la falta de mantenimiento en ductos y el pasivo ambiental sigue pendiente de atenderse, deploró el investigador.

“En pasadas administraciones muchos ductos se dejaron de utilizar y, en otros casos la descapitalización de Petróleos Mexicanos, atraco, y corrupción que sufrió esta empresa, dejó un daño casi imposible de evaluar. Hoy el riesgo lo sufre la población tanto en zonas urbanas como rurales.

Y es que denunció que hubo acciones simuladas de mantenimiento: se contrataba una empresa, se repartían el dinero y no daban el mantenimiento requerido.

“A nivel nacional se calcula que existen 10 mil kilómetros de ductos y por Veracruz pasan 3 mil kilómetros. En cualquier lugar puede registrase una tragedia como la registrada en el Estado de Hidalgo.”

Por ello expuso que de manera inmediata se debe investigar las condiciones de corrosión o desgaste.

El problema no es exclusivo de Veracruz sino de todas las entidades donde pasan ductos.

Aseveró que sin duda el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá que hacer una inversión millonaria y apoyarse de los trabajadores con mayor experiencia, pues ellos conocen los trazos o zonas de ductos. En muchos casos los mapas se perdieron, los robaron o ni siquiera existieron, no estaban digitalizados.

Insistió, en esta titánica tarea el capital humano es un activo muy importante que no puede desaprovecharse. Se requiere una radiografía de toda esa infraestructura, por lo que urge rescatar el archivo histórico de ex trabajadores.