AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

A diferencia del trato tan tirante que mantiene con el fiscal Jorge Winckler, este jueves el gobernador Cuitláhuac García sorprendió a medio mundo por la deferencia que en cambio mostró públicamente hacia el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Edel Álvarez Peña, tan cercano o más que Winckler Ortiz al ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Entrevistado en el noticiero radiofónico de Ramsés Yunes Zorrilla, el mandatario veracruzano declaró: “Tenemos comunicados donde estamos intercambiando información sobre todo con los magistrados. Por mi parte con el licenciado Edel todo está bien.”

Y para que no quedara duda, remarcó: “Trato de evitar que se convierta en ríspido, porque he sido muy cauto en que no se descomponga como en el caso del Fiscal, y el presidente del Tribunal Superior tendrá que cuidar las formas en cómo actúa”, expresó García Jiménez al comunicador peroteño, quien, entre otros temas, le preguntó a Cuitláhuac si sabía de alguna conexión entre el presidente del TSJE y los ex funcionarios duartistas que a principios de diciembre, a escasos tres días de iniciada su administración, fueron excarcelados de reclusorio regional de Pacho Viejo por jueces que consideraron que se había abusado de la prisión preventiva como medida cautelar, determinando que continuaran en libertad sus respectivos procesos penales.

El gobernante de MORENA afirmó desconocer esa situación. “Yo dije que iban a salir los duartistas y salió un audio donde los funcionarios de Yunes están negociando con los duartistas, pero no puedo asegurar lo mismo ocurra con el Fiscal”, puntualizó.

Esta declaración de Cuitláhuac García se da tres días después de que Winckler diera a conocer la presunta existencia de un audio que supuestamente fue grabado el 22 de diciembre pasado en la última reunión del 2018 entre los colectivos y el gobernador, en la que se habrían dado indicaciones a los familiares de los desaparecidos para que tomaran las instalaciones de la Fiscalía General en la entidad, tal como ha venido sucediendo para presionar la renuncia del abogado yunista como titular de la FGE.

Entrevistado al respecto el pasado lunes 7, García Jiménez replicó: “¿Qué puedo decir? ¡Que lo muestre! No sé de qué audio habla. De mi parte no, precisamente por eso no le quiero contestar, que la sociedad lo evalúe.”

Según trascendió ayer, si no hay cambio de última hora, en la sesión del próximo jueves 17 la LXV Legislatura local someterá a la aprobación del pleno la remoción de Winckler, luego de que 147 de los 212 ayuntamientos aprobaron hasta ahora la reforma al artículo 33 de la Constitución Política del estado, que faculta al Congreso para remover al Fiscal.

¿Por eso el trato tan deferente de Cuitláhuac hacia Edel? Y es que la Ley número 566 de Juicio Político y Declaración de Procedencia para el Estado de Veracruz estipula que “corresponde al Congreso del Estado instruir el juicio político actuando como jurado de acusación, y al Pleno del Tribunal Superior de Justicia fungir como jurado de sentencia.”

La prioridad del gobierno morenista, según se ve, es echar cuanto antes a Winckler de la Fiscalía. Así hayan tenido que negociar aparentemente con Álvarez Peña, quien tiene pleno control del Tribunal Superior de Justicia y, como presidente del Poder Judicial, es par del Jefe del Ejecutivo del estado. Además, su primer periodo como presidente del TSJE vence en noviembre de este año, mientras que el Fiscal pretende hacer efectiva su permanencia en el órgano autónomo hasta el 2025. ¡Todo el sexenio de Cuitláhuac y todavía 12 meses más!

A Winckler, al parecer, de nada le valdrá el extraordinario “trabajo de inteligencia” que la FGE a su cargo acaba de realizar, con el apoyo de agentes de la Interpol-México y hasta del Buró Federal de Investigación  de Estados Unidos ((FBI), para detener en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la Ciudad de México al ex diputado local del PVEM, Manuel Francisco Martínez, presunto secuestrador de Gonzalo Vicencio Flores, ex candidato de MORENA a la alcaldía de Chicontepec y esposo de la actual secretaria del Trabajo del gobierno de Cuitláhuac García.