Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

Está de moda eso de la igualdad de “género” y por ello tenemos un buen número féminas en cargos de gobierno; que francamente no la hacen -tampoco muchos hombres.  Lo aclaro para que no repliquen; pero se comenta sobre el género- y por completar el 50 % hasta hacen chanchullo haciéndose pasar por horrorosas féminas…

Los cargos, en todos los casos y niveles, deben ser acorde a la preparación y al sexo; sin importar si son mayoría unos u otros; y sin que necesariamente tenga que haber un 50/50…

Normalmente las enfermeras mujeres son mejores que los hombres; y no por eso tendrían que haber mitad y mitad.  También las ginecólogas son mejores que los hombres que se dedican a esa especialidad…

Hay parteras, pero no hay parteros; y en igualdad de circunstancias, son pocas las mujeres proctólogas.  Y no sé de capitanes de barco que contraten marineras para pescar en Alaska…

En los trapecistas y acróbatas, el hombre es el que sostiene a la mujer; no la fortachona al menudito.  Los hombres y las mujeres no somos iguales en nada; de ahí viene la atracción de los sexos.  Polos de igual sentido se repelen, dice la Ley.  Somos seres complementarios; nunca iguales…

En La Naturaleza todos los animales saben bien cual es su papel.  Y pueden ser exitosos o fracasar al representarlo.  El león no puede representar otro papel que no sea el de un león; y lo hará bien o mal; pero no puede representar el papel de la leona.  Y si tiene pareja y cachorros, él será el jefe de la manada…

En contraparte, la elefanta representará el papel de elefanta toda su vida y nunca podrá desempeñar el papel del macho.  Será ella quien guíe a su manada, pues ella será la jefa de todos…

Los animales solo pueden ser lo que son.  Los humanos, a diferencia de ellos, podemos ser lo que queramos.  Esa es precisamente la superioridad de la que se habla.  Si se quiere ser como un león y tener un harén; pues volverse mormón o musulmán sería la solución…

Si se quiere vivir solo, también puede hacerlo; como los orangutanes que viven solos y solo se unen para  procrear; lo que no está nada mal si también contaran los intentos fallidos de procreación…

El problema radica que no sabemos cual es nuestro papel, o sea, lo que queremos ser; y entonces andamos probando de todo.  La mayoría nunca lo encuentra; o cuando lo encuentra ya es tarde…

Pero esos que dicen están “atrapados” en un cuerpo que no es suyo.  Y que  por eso un rato son elefantas y al rato elefantes, como que hace pensar que fueron alimentados con leche maternizada de la Nestlé y productos Gerber, es decir, de manera antinatural y que consecuentemente están mal formados, pues se formaron con malos materiales…

Como todos somos el resultado de lo que comemos y en estos tiempos de fiestas, comidas y recalentados la gente lo nota más; en Japón, donde sus ciudadanos comen lo que sea y como sea, crudo, cocido, frito, hervido, asado o descompuesto, el índice de suicidios es el más alto del planeta…

En cambio, en el mundo budista, dónde comen de otra manera, no se escucha que la gente recurra a esos extremos de tirar la toalla, ni padecen de tantas y tantas enfermedades que aquí se sufren…

Bien por el programa de RT en el que hicieron consciencia al preguntar a su auditorio si está dispuesto a colaborar para salvar al Planeta, comiendo de manera distinta.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.