En total 20 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y elementos municipales en Villa Aldama fueron denunciados ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Los uniformados fueron acusados de ingresar de forma ilegal a una vivienda de una comunidad de Cerro de León en el municipio de Villa Aldama, en donde presuntamente agredieron y detuvieron a tres personas.

Acompañado de sus abogados Efraín Rodríguez Ruiz se presentó ante la Fiscalía General del Estado (FGE) a presentar una denuncia en contra de policías municipales de Villa Aldama, y policías de la delegación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en Perote.

Identificó a las patrullas rotuladas SPM-001, SP-1507, SP-3847 y SP-3337 como las responsables de esta agresión y el robo de más de 250 mil pesos producto de la venta de ganado.

Sostuvo que el pasado 23 de diciembre al menos 10 patrullas, con elementos estatales y municipales, llegaron hasta su casa en la comunidad de Cerro de León y sin motivo aparente hicieron hasta 30 disparos contra la vivienda y sus familiares que se encontraban en el lugar.

“No les importó, dispararon en toda la casa, nos quebraron todos los vidrios, tumbaron las puertas, nos robaron y por eso estamos denunciamos directamente a Policía Municipal y a la delegación de la SSP en Perote porque violaron nuestros derechos”.

Comentó que posteriormente fueron puestos a disposición del fiscal de Perote bajo el argumento de haber cometido el delito de lesiones, que no se les pudo corroborar y por lo cual fueron puestos en libertad.

Planteó que la agresión pudo ser resultado de un juicio perdido sobre la propiedad de un terreno de 5 hectáreas y que la parte perdedora tomó represalias en su contra y usó a conocidos en la policía municipal.

“Al verse perdido en el juicio Felipe Domínguez Méndez y Felipe Domínguez Martínez ordenaron matarnos; quienes entraron son personas testigos del juicio, una de ellas es policía municipal, Montserrat Miranda”.

Tras la agresión, señaló que los elementos policiacos lo han seguido junto con su familia, los acosa tomándola fotografías y ha recibido amenazas para que no denuncie.

“Estoy dispuesto a dar la cara sé que me estoy arriesgando porque me andan siguiendo, al domicilio no podemos ir porque la Policía Municipal de Villa Aldama nos sigue, tenemos que vivir en hoteles para estar seguros, estamos sufriendo una persecución”.

Xalapa- 2019-01-09Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO