A ver quién se cansa más rápido, si quienes roban gasolinas o el Gobierno Federal que combate ese delito fue lo que enfatizó el presidente, Andrés Manuel López Obrador al insistir que es esta falta, la verdadera causante del retraso de abastecimiento de combustibles, en distintos estados del país.

Al señalar que la lucha contra el robo de más de cien mil pipas en administraciones pasadas, se mantendrá, indicó que se registraron los primeros resultados al reducir el número a 70 pipas en los últimos días o hasta 36 el dos de enero, ante ello enfatizó, no existe desabasto sino cambios en la forma como se distribuye con la apertura de ductos.

“No hay problema de desabasto, lo que estamos cuidando es la distribución, no abrir los ductos para que no haya fugas, estamos abriendo con cuidado los ductos y con cuidado significa que haya vigilancia del personal especializado… nuestros adversarios que siempre se andan frotando las manos para que nos vaya mal le subieron el volumen, están en su derecho, pero mientras tengamos nosotros el control y podamos resolver los problemas, vamos a garantizar que no tengamos problemas mayores”.

Sin embargo, pidió paciencia al indicar que será una medida transitoria y los ductos serán abiertos paulatinamente. En su mañanera informó que el Plan Conjunto para Combatir el Robo de Combustible se endurecerá con la llegada de cuatro mil elementos militares a distintas instalaciones de Petróleos Mexicanos, así mismo enfatizó, esta medida continuará el tiempo necesario.

“Vamos a enfrentarlo y a resolverlo. ¿Cuánto tiempo nos puede llevar, va a depender a ver quién se cansa primero, los que se roban el combustible o nosotros, yo sólo les mando decir de que soy perseverante y ya dijimos, se acaba la corrupción y se acaba la corrupción y sabemos que no va a ser fácil pero no vamos a flaquear”.

Señaló, hay combustible para abastecer a todo el país y aunque no mencionó cómo se ayudará a la población afectada, aseguró que el desabasto, se irá resolviendo en algunos puntos. Por otro lado, el Jefe del Ejecutivo Federal, reiteró que no condenará el gobierno que pudiera comenzar su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro a partir del 10 de enero. Citando al ex presidente, Benito Juárez y el artículo 89 de la Constitución sobre la no intervención, enfatizó que México será respetuoso.

“Nosotros no podemos ser candil de la calle y obscuridad de su casa, yo respeto a quienes llevan a cabo esa política, a lo mejor ellos no tienen problemas en sus países y tienen tiempo para ocuparse de lo que sucede en otras partes del mundo. Nosotros tenemos mucho trabajo… y no es un asunto de simpatías es un asunto que tiene que ver con nuestra política exterior… al presidente Maduro lo conocí el día de la toma de protesta, no lo había visto, yo creo que lo vio más Fox y Calderón, como dato, nada más”.

Desde el salón “Tesorería”, también anunció que el próximo 30 de enero, llegará a México el presidente de España, Pedro Sánchez y dentro de su agenda, dio a conocer que este lunes se reunirá con Vanesa Ponce de León, la mexicana ganadora de Miss Mundo, mientras prepara su maleta para la gira de fin de semana donde viajará a Guerrero, Morelos y el Estado de México, para la entrega de un millón de pensiones a personas con discapacidad, así como el aumento a la ayuda de adultos mayores y apoyo a la contratación de jóvenes.

Ciudad de México- 2019-01-0713:48:16- Proceso/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO