Por primera vez desde marzo y abril de 1999, el peso logró sostener ganancias por nueve semanas consecutivas, y este viernes cerró con una apreciación semanal de 0.59 por ciento o 11.2 centavos, para cotizar alrededor de 18.98 pesos por dólar.

De acuerdo con Banco Base, al inicio de la semana que recién concluyó se observó un fortalecimiento del dólar debido a la expectativa de una desaceleración de la actividad económica global. Señaló que, por un lado, China informó que durante 2018 creció a tasa anual de 6.6 por ciento, el menor ritmo de crecimiento observado desde 1990.

En tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó a la baja sus proyecciones de crecimiento para la economía global a 3.5 por ciento en 2019 y a 3.6 por ciento en 2020, cifras que se ubicaron por debajo de las estimaciones previas de 3.7 por ciento para ambos años.

La entidad financiera apuntó que, no obstante, la moneda mexicana logró cerrar con ganancias, debido a que casi al cierre de la semana se observó un debilitamiento generalizado del dólar, ante la expectativa de que la economía estadunidense esté desacelerándose por el cese parcial de operaciones del gobierno, que cumplió 35 días.

Sin embargo, destacó que ayer viernes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó la suspensión del cierre del gobierno, pero amenazó con iniciar otro cese parcial de operaciones si antes del 15 de febrero no se aprueba el financiamiento requerido para la construcción del muro en la frontera con México, o bien, declarar un estado de emergencia por el flujo migratorio que existe en esa región.

Por otra parte, Banco Base subrayó que Estados Unidos, junto con otros países, reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, y en respuesta el presidente venezolano, Nicolás Maduro, rompió relaciones diplomáticas con esa nación, país que se especula, podría imponer restricciones a la importación de petróleo de Venezuela.

Por un lado, una restricción a las importaciones de petróleo venezolano podría generar presiones internas en contra del gobierno de Maduro, mientras que en el mercado de materias primas, se podría observar un incremento temporal de los precios del petróleo.

El grupo financiero señaló que para la próxima semana el mercado estará a la espera de las reuniones de alto nivel entre Estados Unidos y China, que se llevarán a cabo el 30 y 31 de enero, por lo que no se descartan nuevos episodios de alta volatilidad ante señales que indiquen un incremento en las tensiones comerciales entre las dos economías.

En la semana, el peso mexicano cotizó entre un mínimo de 18.8811 y un máximo de 19.2420 pesos por dólar.

Con información de ForbesMéxico