La lepra es una enfermedad crónica e infecciosa causada por el Mycobacterium leprae, que se manifiesta con manchas en la piel hipopigmentadas (de un color de menor intensidad que el resto de piel), rojizas o cobrizas con trastorno de sensibilidad o bien placas infiltradas, nódulos o úlceras.

Debido a que la multiplicación del bacilo es muy lenta, pueden pasar hasta 20 años para que aparezcan las lesiones en piel. Su contagio es por medio de partículas de secreción nasal u oral cuando existe contacto estrecho y frecuente con una persona infectada.

En México se registraron 388 pacientes con lepra en lo que fue 2018, de los cuales 102 fueron casos nuevos y el resto (286) son pacientes diagnosticados con anterioridad, que se encuentran bajo tratamiento médico.

Así lo informó la directora de Micobacteriosis del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), Fátima Leticia Luna López, al ser entrevistada en el marco del Día Mundial de la Lepra que se conmemora el último domingo enero.

Recalcó que el mensaje a la población es que la lepra es curable, su tratamiento es gratuito y el diagnóstico oportuno es fundamental para reducir riesgos de discapacidad.

Mencionó que el lema de este año es:

Hacia la eliminación de la lepra en México, sin estigma ni discriminación

Mensaje que busca hacer conciencia en la población de que la lepra es una enfermedad como cualquier otra y requiere de atención médica oportuna.

La lepra es una enfermedad con mucho estigma y discriminación. Hay comunidades donde la población se abstiene de mencionar que ha tenido contacto con alguna persona infectada, para evitar el rechazo

 

Precisó, el Programa de Lepra establece la búsqueda intencionada de casos, principalmente en los estados de Oaxaca, Sinaloa, Jalisco, Colima, Nuevo León, Nayarit, Guerrero, Michoacán, Coahuila y Sonora, en donde se registró el 75.5 por ciento del total de casos a nivel nacional en 2018.

 

 

Con información de: Debate