Xalapa- 2019-01-1410:26:15- Magda Zayas Muñoz

 

Edel Álvarez Peña, actual presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado se convirtió, en Veracruz, en el principal enemigo del ahora presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y del ahora gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez a quienes desde sus “medios de comunicación” -aliado con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien lo convirtió en titular del Poder Judicial- denostó constantemente.

 

Edel replicó infatigablemente las declaraciones de Yunes Linares quien acusó reiteradamente a López Obrador de loco y a quien retaba para debatir, acusándolo de corrupto y demente; igual se dedicó a señalar al actual mandatario veracruzano de ser un malísimo candidato y por otro lado respaldando la candidatura del primogénito del exgobernante, Miguel Ángel Yunez Márquez. Así desde sus “medios periodísticos” ensalzó a su jefe máximo y denigró a quienes hoy gobiernan; hoy los tiempos han cambiado y Edel intenta halagos y mensajes de “respeto” al gobernante y al presidente de la República, como pretendiendo así salvar su encargo.

 

Álvarez Peña, quien sin carrera judicial llegó a ser magistrado, primero aliado de Fidel Herrera, luego de Duarte -con quien se peleó cuando los pagos de convenios a sus empresas periodísticas escasearon- se alió con Yunes Linares en campaña y entonces llegó el ofrecimiento de hacerlo presidente del Tribunal, desde 2016, donde se ha convertido en una figura despreciada pues ha pisoteado los derechos laborales y humanos de quienes ahí trabajan.

 

Cuando aquel enfrentamiento inició con Duarte -a quien primero halagaba y vanagloriaba- Edel decidió pagarle con un golpe mediático, pues siendo magistrado e integrante de la séptima sala, decidió junto con el magistrado Andrés Cruz Ibarra revocar la sentencia de 38 años y dos meses de prisión impuesta a Jorge Antonio Hernández, ‘El Silva’, por el crimen de la corresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez, registrado en abril de 2012. Lo anterior fue un escándalo y así Edel se alejaba de Duarte y se entregaba a Yunes.

 

 

 

Sirvió a los intereses de MAYL

 

En diciembre de 2016, Edel Álvarez tomó posesión como presidente y desde ahí sirvió a los intereses del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares; en alianza simularon justicia llevando a la cárcel a exduartistas, hoy en libertad. Saturó el Poder Judicial de hombres y mujeres cercanas y se desplazó a quienes con carrera judicial se habían ganado sus espacios.

 

Dentro de los cientos de casos se encuentran nombres como los de Luisa Samaniego Ramírez, quien rápidamente se convirtió en su secretaria de Acuerdos, luego fue nombrada juez de la Sala Penal, luego juez octavo donde acumuló sinnúmero de quejas, de ahí saltó a ser “flamante” magistrada del nuevo Tribunal de Justicia Administrativa, todo ello en menos de un año, mientras que el hermano de la ahora magistrada, Ricardo Samaniego Ramírez, cobra como subdirector de Comunicación Social del Poder Judicial.

 

Otro caso es el de la “poderosa” Esmeralda Ixtla Domínguez, quien pasó de ser secretaria a consejera adjunta de la Judicatura y así sinnúmero de nombres.  Ahora ya con la oposición en casa, Edel Álvarez desea mostrarse cercano a los trabajadores y así mientras los juzgados escasean de mobiliario, personal y material para laboral, él desvía el dinero público para tomarse fotos en comidas, brindis, reuniones y partidas de rosca.

 

 

 

Endeuda al Poder Judicial

 

Pero además, Edel se convertirá en el primer presidente que endeudara históricamente al Poder Judicial; el pasado 28 de diciembre, se inscribieron otros 102.7 millones de pesos en el Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de Entidades Federativas y Municipios Vigente, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que se suman a los más de 746.4 millones de pesos que había inscrito en el último día de Yunes Linares, en el mes de noviembre.

 

Así el Poder Judicial cuenta ahora con una deuda de 840 millones de pesos, monto que seguramente se eleva toda vez que el año pasado solicitó originalmente mil 301 millones de pesos, para la celebración de uno o varios contratos de Asociación-Público Privadas, para la celebración de las 21 ciudades judiciales, todas ellas con empresas como Desarrolladora CJ I, S.A.P.I. de C.V. y Desarrolladora CJEV II, S.A.P.I. de C.V., cercanas a la familia Yunes Márquez.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO