La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ha mantenido una cordial relación con el Movimiento de Regeneración Nacional, el actual presidente de la república coincide con muchos de sus planteamientos, subrayadamente en su posición respecto a la ya desaparecida Reforma Educativa, sin embargo, la vocación contemplativa no se le da a la CNTE y fiel a su orientación movilizadora en estos momentos ha provocado un verdadero caos en Michoacán, que irradia a gran parte del bajío provocando pérdidas económicas de magnitudes incalculables. Reclaman el pago de una quincena atrasada al magisterio de aquella entidad, el gobernador pidió dinero a Hacienda para coadyuvar a resolver el problema, pero no tuvo respuesta favorable y ahora el movimiento escala tomando como rehén 34 palacios municipales de Michoacán, por cierto, ninguno gobernado por Morena. ¿Y los millonarios daños a terceros? Mientras, el presidente les asegura que no van a dejarse chantajear.