Entre otras características del presidente López Obrador está la de abusar de los medios de comunicación para cotidianamente expresar, en este caso, los planes y logros de su gobierno recién iniciado, así lo ha venido haciendo desde que obtuvo el triunfo electoral en julio pasado porque seguramente confía en la porosidad de la mente colectiva como cualidad amnésica. Durante la campaña expresó que la corrupción terminaría apenas triunfara, obviamente no lo ha conseguido, pero andaba en campaña y se entendía por cómo hacemos campaña electoral en México; pero ya es gobierno y ahora ofrece servicios de Salud como en Canadá y Finlandia en un plazo de tres años, y ya anuncia reducción de índices delictivos. ¿Quién no desearía que AMLO lograra cuanto ofrece? pero, por cómo están las cosas en el sector salud y la inseguridad se antoja difícil lo vaya a lograr, lo peor radicaría en que quizás lo sabe y sin embargo lo ofrece. Ya lo desmintió Reforma en cuanto a la reducción de los índices delictivos que anunció a la baja, ahora solo falta que la realidad mexicana lo acomode mejor en sus circunstancias, porque nunca es bueno sembrar esperanzas sin sustento.