Astrolabio Político
Por: Luis Ramírez Baqueiro

“La conducta es un espejo en que cada uno muestra su imagen.” – Johann Wolfgang von Goethe.

Oiga en este combate frontal que ha emprendido el Gobierno Federal en contra del robo de combustible y todas sus posibles aristas e implicaciones una voz atinadamente alza la voz, es el abogado penalista Gabriel Regino García, apunta las implicaciones que el famoso “huachicol” traerá a empresarios.

Y es que en los hechos la corrupción que propició este robo en despoblado por parte de funcionarios –desleales- que a costa de sus posiciones en la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) se llevaron entre las patas a muchos otros irresponsables ciudadanos en su cadena de saqueo.

Estos servidores públicos alcanzarían penas de hasta 30 años de prisión advierte.

Pero la gasolina tiene un destino, ser colocada en una cadena productiva ilícita debe de llegar a centros de distribución ilícitos –los cuales pueden ser ilegales o legales- los ilegales, comúnmente encontrados al pie de carretera que venden huachicol y los legales –gasolineras- que compran combustible robado.

Ahora bien, como se sabe que una gasolinera compra y vende combustible producto del huachicol, muy fácil, cuando factura compras y factura ventas de combustible sin que existan coincidencias entre sus volúmenes de compra y venta puntualiza.

Y en las carreteras no solo se surten particulares, sino también unidades de transporte público y de transporte de mercancías.

Es así como el catedrático de la UNAM, cuestiona ¿Vigilas la legalidad de tu negocio?

Y es que estás unidades de mercancías pertenece a una empresa, así como las gasolineras, que son también la parte física de una empresa, y como tales son entes jurídicos que se conforman ante un notario público, porque tres o más personas decidieron conformar una persona moral, adquiriendo los permisos para constituirse regularmente por 99 años con un capital social determinado, etc.

Pero dentro de las estructuras de las personas morales, hay cargos y posiciones que deberán desempeñar –como el administrador de la empresa, por ejemplo, el comisario, que tiene que estar supervisando los ingresos y otras posiciones que existen en su conformación-.

¿Qué sucede jurídicamente cuándo una empresa –sea de transporte público, de mercancías, o de gasolina- están sus empleados en el robo de hidrocarburos?

Primero habrá que distinguir el nivel de involucramiento y el nivel de participación de quienes están haciendo actos ilícitos entorno al robo de combustibles, porque, si el chofer de un autobús se para en la carretera, compra “huachicol” con el dinero que le dieron para cargar combustible de manera legal, este pudiera ser un empleado desleal, siempre y cuando la empresa le pidiera entregará el ticket de factura por el recurso que se le dio para la compra de combustible, el cual evidentemente no podrá tener porque la compró en el mercado ilegal.

Pero si la empresa no tiene ese sistema de control sobre sus conductores, la misma estaría permitiendo que sus empleados compren combustible robado, entonces la empresa tendrá responsabilidad de orden penal –todo por la falta de controles sobre el consumo de combustibles y de vigilancia sobre el comportamiento de sus empleados- que está permitiendo que se lleve a cabo una conducta ilícita.

¿Qué sucede con la gasolinera que compra y vende hidrocarburo robado?

Pues exactamente lo mismo, responde el especialista, y comenta, quizá el dueño de la gasolinera no se presentará a revisar bomba por bomba, para eso tiene gerentes, contadores, encargados de estas plantas de distribución.

Pero ¿Qué pasará cuando el que está a cargo de estas gasolineras compra una pipa legal y otra en el huachicol?

Es evidente que esto provocará más ganancias y ¿Quién va a ser beneficiado? Señala, pues a la mejor entre el gerente y a la mejor la propia empresa.

Entonces quienes van a ir a prisión inquiere. Pues el chofer que compro combustible robado, en el caso de la gasolinera va a ir el gerente, pero también existe el grave riesgo de que los directivos de las empresas transportistas de pasajeros o carga y de las gasolineras, porque en breve el delito de robo de hidrocarburos será delito que ameritará prisión preventiva oficiosa.

Además de que la empresa en sí, va a ser sujeta a investigación como persona jurídica, pero sus directivos serán acusados de robo de hidrocarburos, lavado de dinero y evasión fiscal –tres delitos graves- y a su vez la empresa también habrá de ser acusada de esos delitos.

Las penas la perdida de la libertad y la perdida de los patrimonios obtenidos de manera ilícita, pero para la empresa es la disolución de la misma, y todo lo que sea producto de la empresa va a ser asegurado y decomisado por el Estado Mexicano, porque recordemos que uno de los instrumentos con que cuenta es la extinción de dominio.

Así que si en estos momentos alguna empresa ya le aseguró su cuenta bancaria cuidado porque eso significa que está en curso una investigación por lavado de dinero y otra por evasión fiscal, que va a terminar posiblemente con la vida jurídica de la empresa que crearon y con la libertad de quienes la crearon.

¿Puede que el gobierno cometa un error? Sí y para eso están los mecanismos de defensa –el amparo, la defensa adecuada- pero por eso se deben tener mecanismos de control adecuados para evitar consecuencias graves.

Y la pregunta que surge es ¿usted empresario ya revisó los mecanismos de control en su empresa?

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx