Este viernes, la veracruzana Martha Bárcena, entregará a Trump cartas credenciales para iniciar su labor de embajadora

Martha Bárcena, la embajadora de México en Estados Unidos, anunció que el próximo viernes entregará cartas credenciales al presidente Donald Trump, a partir de lo cual iniciará formalmente su misión diplomática en aquel país.

«El viernes presento credenciales al presidente Trump y me gustaría tener la posibilidad de darle una gran difusión en los Estados Unidos a la nueva política migratoria de México y en particular, hacia los centroamericanos”, comentó.

Durante el mensaje que ofreció la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a los embajadores y cónsules, la diplomática mexicana fue autorizada para compartir en la Unión Americana y particularmente ante el mandatario Trump, la nueva visión en cuanto a política exterior y migratoria que enarbola México.

Bárcena Coqui se congratuló por la rapidez en que las Secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación alcanzaron un acuerdo respecto a la atención al fenómeno migratorio de Centroamérica.

La embajadora Martha Bárcena es una de los 105 diplomáticos que representan a México en el mundo y que participan en el encuentro anual que se realiza en la sede de la cancillería.

De origen veracruzano,  Martha sabe que llega a Estados Unidos en uno de los momentos más complejos en la historia de las relaciones bilaterales y justo cuando en aquella nación se vive un clima de polarización pocas veces visto.

Sus misiones anteriores —como embajadora en Dinamarca o Turquía— poco tendrán que ver con su nueva tarea en un país en el que cada mañana, desde muy temprano, debe estar alerta de la cuenta de Twitter del presidente de esa nación, quien cotidianamente utiliza esa red social para decir cosas poco agradables de México, país que ha quedado en medio del debate interno de una sociedad polarizada.

Tendrá que aplicar, dice en una entrevista a El Universal, una estrategia en la que se mantendrá atenta a los mensajes del presidente Donald Trump, pero sin intervenir constantemente en el debate, “pues probablemente eso no conduzca a nada positivo”, pero al mismo tiempo tendrá que estar lista para hacer lo necesario si Trump cruza “las líneas rojas” y se coloca en el terreno de lo inaceptable.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar