Se trata del tornado más violento del que se tienen registros en los últimos 80 años, el que azotó la noche del domingo a La Habana.

El tornado ha afectado a los distritos capitalinos de Regla, Guanabacoa, Diez de Octubre y San Miguel del Padrón y ha causado “cuantiosos daños en instalaciones públicas y viviendas”, han informado las autoridades en un comunicado.

Al menos 1.238 viviendas han sufrido daños, entre ellas 124 derrumbes totales y 225 parciales, según cifras difundidas por autoridades en la televisión estatal cubana. También se han visto afectados con diversos niveles de gravedad 46 centros educativos y 7 instalaciones de los servicios de salud.

Las autoridades cubanas evalúan que el tornado, que recorrió 11,5 kilómetros con ráfagas de viento de hasta 300 kilómetros por hora, alcanzó el nivel F4 en la escala de Fujita (máximo de 6).

También se han registrado “ligeras inundaciones en varios sectores del Malecón de La Habana y otras zonas bajas del litoral tanto en la capital como en las provincias occidentales de Pinar del Río, Mayabeque y Artemisa”.

Con información de Eitb.eus