Andrés Manuel López Obrador pidió a los ciudadanos a no caer en situaciones de pánico y no dejarse someter por la delincuencia ante el desabasto de gasolina en algunos estados.

Explicó que aunque hay combustible suficiente, no pueden transportarlo en ductos porque hay redes ilegales creadas para extraerlo. Ante esto, reiteró que su gobierno optó por no tolerar ese robo y mover la gasolina en pipas, lo que hace lento el abasto.

“Vamos a resistir todas las presiones que sean y le pido a la gente que nos ayude actuando con prudencia, con serenidad, sin caer en pánico, sin hacer caso a información alarmista”, sostuvo.

Aseguró que “pronto” se normalizará la distribución y que la falta de suministro se agravó el martes por una fuga en el ducto Tuxpan-Azcapotzalco. Dijo desconocer si fue provocada, pero confió en que quedaría reparada ayer.

En tanto, Pemex pidió a los consumidores actuar con “prudencia y serenidad”, pues las compras de pánico generan escasez de combustibles, aduciendo a éstas lo sucedido el martes en la CDMX, donde las compras extraordinarias incrementaron la demanda.

En conferencia, el mandatario urgió a la población a apoyar las medidas que el Gobierno federal lleva a cabo para evitar el robo de combustible de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Pido a los mexicanos que nos apoyen para no dejarnos someter, vencer, por la delincuencia que entre todos triunfemos y acabemos con el robo de combustibles […] “Le pido a la gente que nos ayude actuando con prudencia, con serenidad, sin caer en pánico, sin hacer caso a información alarmista, tendenciosa, de quienes de manera directa o indirecta están a favor de este régimen corrupto que está ya a punto de acabarse”, aseguró.

López Obrador explicó que la problemática de desabasto de gasolina se debe al cierre de ductos de Pemex; sin embargo, aclaró que hay combustible suficiente para el abastecimiento y sólo hay un retraso por el nuevo sistema de distribución.

Aseguró que abrir de inmediato los ductos provocaría que se “acepte” el robo de gasolina, lo cual no es conveniente para el país.

“Sería fácil abrir los ductos y decir: ‘se normalizó la situación’, pero mantener a sabiendas el robo; es decir, aceptar, tolerar, el robo, eso no lo vamos a hacer”, dijo.

Reiteró que los cierres de ductos son para evitar las fugas de combustible y que se abrirán “conforme se considere prudente para evitar” este ilícito.

“Hay gasolina suficiente en el país, en los centros de acopio de gasolinas, pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes que se crearon para extraer, para robarse, las gasolinas, redes alternas”, comentó.

.