Prosa aprisa
Arturo Reyes Isidoro

Tal vez peco de optimista y ante el problema del desabasto y escasez de gasolina en varios estados del país prefiero tomar distancia por ahora y esperar un tiempo que considere prudente antes que descalificar en forma contundente al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Parto de la pregunta de qué era o es mejor, si dejar que las cosas siguieran igual aunque el país y con ello los mexicanos se hundieran cada vez más, o intentar hacer algo aunque se presenten incidentes como el que ahora se viven en la Ciudad de México y en algunas entidades de la república.

Veo normal que los críticos sistemáticos de AMLO nos presenten el peor panorama y digan que con lo que está pasando se confirman sus temores de que con el tabasqueño le iría mal al país, como normal también que haya una campaña oficial para tratar de desacreditar y contener las críticas.

De priistas y panistas no se podía esperar otra cosa y apenas un mes y días después de que asumiera Morena el gobierno han encontrado un buen motivo para tratar de hacer creer que los mexicanos se equivocaron con su voto y que ya se están viendo las consecuencias.

Sin embargo, advierto que solo ven el anverso de la moneda e ignoran o no quieren ver el reverso: que la raíz del problema que está generando mucho ruido mediático está en los gobiernos de sus partidos, que al no atender el problema o hacerse de la vista gorda lo fomentaron con toda impunidad.

De que López Obrador se ha equivocado en muchos casos, sin duda alguna, pero me llama la atención que, por ejemplo, ante el panorama catastrófico que presentan algunos, el peso, nuestra moneda ganó ayer ligeramente y hasta donde es posible hay estabilidad.

Es cierto también, el peso mejoró por un debilitamiento del dólar y por las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, que habían desatado una guerra de aranceles, esto es, por factores externos, pero independientemente de ello, si las cosas estuvieran tan mal ya se hubiera desatado el caos en los mercados financieros.

Se queda uno atónito cuando se entera que ¡adentro mismo de una refinería, la de Salamanca, había una toma clandestina con una manguera de tres kilómetros de longitud para robar combustible!

Pero se va uno para atrás cuando escucha que el mismísimo Subdirector de Salvaguarda Estratégica de Pemex (el responsable de la seguridad), el general del Ejército Diplomado de Estado Mayor, Eduardo León Trauwitz, está siendo investigado como parte de la red que permitía el robo desde adentro mismo.

Un diario local, El Sol de Salamanca, publicó imágenes de la toma clandestina y de la manguera para sustraer el combustible.

Es verdaderamente inaudito. Todo quedó al descubierto cuando sorpresivamente el Ejército se hizo cargo de las instalaciones así como de las demás refinerías del país.

Esto da pie a especular que todo hubiera seguido igual si hubiera ganado algún candidato de los partidos tradicionales, pues sus intereses eran muy fuertes y alentaban la red de complicidad.

Sí, se pueden hacer muchas críticas a López Obrador, pero algo indudable es que al menos está intentando algo, así su estrategia esté equivocada o se preste a errores. Creo que lo más fácil para él hubiera sido dejar hacer dejar pasar, hacerse el occiso como si nada, no complicársela y no exponerse a las críticas.

Me llamaron ayer la atención dos posturas de críticos sistemáticos de Andrés Manuel, uno muy rudo por cierto: Diego Fernández de Cevallos, el otro, Carlos Loret de Mola.

El influyente panista dijo en una entrevista para Milenio Televisión que por primera vez hay un gobierno que se decide a tomar el “toro por los cuernos” en el problema del huachicoleo. Viniendo de él esa opinión es como un reconocimiento a la administración federal morenista.

Loret, por su parte, en su columna de El Universal se pronunció por no adelantar conclusiones ante la estrategia de AMLO, que calificó de “polarizante”, porque dijo que puede conducir a que se hagan juicios prematuros.

Comenta cuatro puntos.

  1. El problema ha existido desde hace tres sexenios. Los presidentes Fox, Calderón y Peña anunciaron sus respectivos programas; ninguno causó desabasto pero tampoco funcionaron.

  1. “Hoy por hoy” no se puede evaluar definitivamente si el plan de AMLO tuvo éxito. Lleva apenas unos días implementándose y el asunto a combatir “es monumental”. Si fuera fácil ya lo hubieran resuelto hace años.

  1. Si los días de escasez se prolongan y el territorio afectado se extiende, el problema podría tener un impacto económico y político-social.

  1. Sin duda, ha habido una mala estrategia de reacción frente al daño colateral que ha significado el desabasto.

Ahora sí, con optimismo, prefiero darle a López Obrador el beneficio de la duda y por el país y por el Estado desearle que tenga éxito y acabe con este cáncer que tanto daño está causando.

Registrarán Proyecto Podemos

Este jueves a las 10:45 de la mañana se hará el registro del Proyecto Podemos, Partido Político Estatal, ante el Órgano Público Local Electoral, en el centro histórico de Xalapa. Con ello se dará un paso en firme para constituir formalmente el nuevo partido, de tal forma que pueda participar en el próximo proceso electoral.

Este año se realizarán las convenciones distritales para cumplir con el requisito que lleve a que el proyecto se haga una realidad.