Redacción.- A punto de que empiecen las consultas sobre la conveniencia de reformar la Constitución para que los militares puedan participar en tareas de seguridad pública con la Guardia Nacional, la Cámara de Diputados sólo cuenta con los temas a discutir y no hay una lista de quienes asistirán.

Están convocados, entre otros, gobernadores, alcaldes, funcionarios federales, representantes de ONG, defensores de derechos humanos y especialistas; ayer, el coordinador de Morena, Mario Delgado, afirmó que la urgencia de la Guardia no es sólo de su bancada, sino del país y la ciudadanía.

Sostuvo que la Guardia buscará controlar el territorio nacional en materia de seguridad.

La Junta de Coordinación Política envió a la Comisión de Puntos Constitucionales los temas que se abordarán en las audiencias desde mañana y hasta el sábado.

Mañana se tratarán los siguientes temas: seguridad ciudadana en los estados y federalismo y Guardia Nacional; el miércoles, estrategias municipales para la seguridad y los municipios ante la problemática de la inseguridad; el jueves, derechos humanos y Guardia Nacional y se presentará la cinta Hasta los dientes, que documentó en 2010 cómo el Ejército asesinó a dos estudiantes de excelencia del Tec de Monterrey.

El viernes serán los temas seguridad, construcción de la paz y Guardia Nacional, así como la seguridad y la Guardia Nacional; por último, para el sábado los temas serán seguridad humana.

Aunque la Guardia Nacional se ha integrado de inicio con los efectivos de las policías Militar y Naval, Delgado afirmó que con eso empezará la desmilitarización del país con una clara propuesta a discusión para recoger las posturas de todos… es urgente dar al país un cuerpo de seguridad que garantice paz y apego a los derechos humanos.

Agregó que las audiencias comenzarán mañana con gobernadores, el miércoles asistirán alcaldes, el jueves organizaciones civiles, académicos y expertos; el viernes funcionarios del gobierno federal y el sábado organismos internacionales e investigadores.

Explicó que se trata de generar la más amplia discusión que permita construir acuerdos antes de que empiece el periodo extraordinario de sesiones, convocado para el 16 de enero, cuando también se discutirá la reforma para considerar delitos graves y merecedores de prisión preventiva, así como el robo de combustible y corrupción, aunque todavía en este tema no hay dictamen.

Según el formato de las audiencias, éstas se desarrollarán en mesas coordinadas por diputados, los participantes tendrán hasta 10 minutos para presentar su postura y podrán responder a preguntas de los legisladores.