Arturo Nicolás Baltazar, abogado de Francisco Zárate, aseguró que le dijo al fiscal Jorge Winckler que “es un criminal y lo espera la prisión”.

Esto durante su audiencia de desahogo de pruebas y alegatos como parte del proceso de juicio político que se sigue en contra del funcionario tras ser acusado por el delito de desaparición forzada.

De acuerdo con el defensor, con dos elementos de prueba el fiscal general busca demostrar su inocencia de las acusaciones que hizo en su contra Zárate Aviña, quien fue jefe de escoltas del exfiscal general, Luis Ángel “N”, actualmente preso en Pacho Viejo.

Al respecto el abogado explicó que una de las dos pruebas de Winckler Ortiz es el juicio de amparo 421/2018 tramitado por su cliente, Francisco Zárate, en donde un juez federal ordena el sobreseimiento al no encontrar pruebas de actos de tortura.

No obstante, el abogado reiteró que interpusieron un recurso en contra del juzgado Decimoséptimo de Distrito, pues el amparo se sobreseyó a partir de un informe que presentó el fiscal especializado para la atención de denuncias desaparecidas, Luis Eduardo Coronel.

“Es sorprendente su capacidad para mentir. (Winckler) Solo trae dos pruebas; una carpeta de investigación que vamos a debatir y la sentencia de juicio de amparo. El juicio de amparo se sobreseyó pero como informé ayer interpusimos un recurso. Se sobreseyó el amparo porque señalamos como autoridad responsable a Luis Eduardo Coronel Gamboa, fiscal especializado en investigación en personas desaparecidas.

“Cuando el juez de distrito le pide a Luis Eduardo Coronel que informe si el señor Francisco fue citado a las instalaciones de la Fiscalía Especializada él informa que nunca lo citó y nunca estuvo en su oficina”, observó.

Replicó que ellos pueden rebatir dicho argumento ya que pueden demostrar que el secretario particular de Jorge Winckler aceptó que citó a Francisco Zárate por indicaciones de su jefe, ofreciendo para ello una conversación de WhatsApp.

“Los señores negaron la verdad y cometieron otro delito, aparte de los delitos que se cometieron (que originan el juicio político) se configura otro delito señalado en la Ley de Amparo y también por eso tendrán que responder ante una autoridad federal”, aseveró Zárate Aviña.

Así rechazó que sea procedente el sobreseimiento del juicio político, pues inicialmente el juez federal concedió la suspensión provisional a su cliente con la que logró que Francisco Zárate recuperase su libertad tras ser retenido ilegalmente por la Fiscalía.

“Winckler no solo debe de ser separado de su cargo, tiene que responder por los delitos que ha cometido (…). El día de ayer lo dijimos en la audiencia, usted Jorge Winckler es un criminal y lo espera la prisión”.

Hay que señalar que en su resolución el juzgado Decimoséptimo estableció que “no son ciertos los actos reclamados atribuidos a la autoridad responsable señalada, sin que la parte quejosa aportara prueba suficiente para desvirtuar dicha negativa”.

“Lo anterior se robustece con las diligencias de notificación personal del diecisiete de mayo de dos mil dieciocho, toda vez que en la primera, realizada a las cero horas con cincuenta y nueve minutos, la actuaria judicial adscrita asentó las manifestaciones del quejoso en el sentido que no había sido objeto de tortura ni maltrato, asimismo, hizo constar que se encontraba en buen estado físico, sin golpes.

“Asimismo, en la segunda, llevada a cabo a las once horas con cinco minutos del mismo día, se advierte que el quejoso no se encontraba privado de su libertad, pues dicha diligencia se atendió con el directo quejoso en su domicilio”.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO