Redacción.- De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la comercialización de vehículos ligeros registró una baja anual del 7.1%, al sumar un millón 421 mil 458 unidades en 2018. Se trata de la caída más fuerte desde 2009, cuando el número se había desplomado un 35%.

Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), las marcas más importantes del mercado registraron pérdidas. Nissan tuvo una baja del 14.4% en sus ventas en el acumulado, mientras que la caída fue del 8.7% para General Motors y de un 16% para Volkswagen.