Xalapa- Ariadna García/ La coordinadora del Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres de la Universidad Veracruzana, Estela Casados González, lamentó que una vez más una legisladora desde su apreciación personal y no desde su quehacer como legisladora exhiba su “ignorancia” sobre el tema de género y derechos humanos de las mujeres, y anteponga prejuicios y argumentos que están lejos de la realidad.

Tras las declaraciones de la diputada panista María Graciela Hernández de que permitir el aborto hasta las 12 semanas podría crear “irresponsabilidad” entre los jóvenes, la activista señaló que “están exhibiendo de manera penosa y preocupante, por el carácter que tiene su investidura, una gran ignorancia acerca de lo que es la situación concreta y legal en torno a los derechos de las mujeres y concretamente a la legislación del delito del aborto”.

Lamentó que ahora una diputada de otro partido hable desde su percepción religiosa o personal y que con ello se quiera legislar, luego de que la diputada por Morena, Ana Miriam Ferráez Centeno, propusiera el toque de queda para evitar los feminicidios.

“Nuevamente, pero ahora con otro partido, observamos que se habla desde el supuesto personal que implica la observancia de los derechos de las mujeres y lo que me parece más grave, lo que en esa legislación debe hacerse en torno a las situaciones particulares de las mujeres”, dijo.

Remarcó que en ningún momento se está solicitando, ni por parte del Gobierno Federal ni de los movimientos sociales, que se ha impulsada una despenalización total del delito de aborto, sino ampliar las causales de interrupción del embarazo dado que las que existen actualmente son insuficientes para atender la realidad que viven las mujeres cuando se enfrentan a ese tipo de situación.

Subrayó que no se puede legislar vulnerando los derechos de más de la mitad de la población del estado, “es preocupante porque la legisladora está exhibiendo una gran ignorancia sobre el tema y prejuicios que pone por delante en lugar de poner el trabajo que tiene que hacer como legisladora”.

Y es que dijo las recomendaciones para la declaratoria de la Alerta por Violencia de Género por agravio comparado no eran para la despenalización del delito de aborto sino para aumentar aquellas causales que permitieran abrir el abanico de posibles recursos que en su momento pudieran tener las veracruzanas para la interrupción legal del embarazo, lo que no quita el delito de aborto presente en el Código Penal.

“Pero digamos que abre otra serie de situaciones a las cuales regularmente se ven sujetas las mujeres de nuestro país y particularmente las mujeres del estado de Veracruz, no para facilitar que a libre demanda se hicieran abortos en el estado sino para que a partir de que se estuviera en ciertos contextos puntuales que la ley señalara, las mujeres pudieran acceder a ese recursos de interrupción legal”, dijo.

A través de redes sociales algunas otras feministas veracruzanas han expresado su rechazo a las declaraciones de la legisladora panista, que se suma a las de algunas otras diputadas y diputados en torno al derecho de las mujeres.