Una fuga en una toma clandestina de combustible provocó un arroyo de al menos un kilómetro de longitud a un costado de la carretera a Temascalcingo; en el área se descartó la presencia de sujetos que estuvieran extrayendo el carburante,según los primeros informes dados por las utoridades.

Pero en las redes sociales diferentes usuarios subieron fotos y vídeos del robo de hidrocarburo que se produjo por el derrame, se observa a las personas como diferentes botes o garrafas hundirlas en el río de combustible que se percibe como gasolina, imágenes que han sido difundidas por diferentes medios.

Ante ello, el Gobierno del Estado de México señaló, a través de un comunicado, que luego de implementar las medidas preventivas necesarias, los policías mexiquenses descartaron riesgo alguno al ser escasa la flora y a la presencia de construcciones habitadas a más de 500 metros de distancia.

Con información : El Financiero