Durante la homilía de este domingo el Arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, acusó que la violencia y la inseguridad azota al país desde hace 30 años.

Ante decenas de feligreses que se congregaron en la Catedral Metropolitana, aseguró que el deseo de los católicos y la ciudadanía en general es acabar con los asesinatos, los secuestros, extorsiones y demás signos de violencia de que han sido víctimas los ciudadanos.

“Por ahí fue uno a reclamar a la Virgen de Guadalupe y le dijo -madre mía mira como estamos y no nos cuidas- y la Virgen le contestó -yo no soy la que me he alejado de ustedes, ustedes son los que se han alejado de mí, los que han estado buscando otros intereses materiales, económicos, de placer, y por eso estamos así”.

Comparó lo padecido por el pueblo de Israel que pasaron por mucha incertidumbre, pero los poetas les anunciaron el consuelo, por lo que se pide ahora el consuelo mexicano y al veracruzano.

“Ayúdanos a superar esta etapa de violencia, a veces quisiéramos regresar a años del siglo pasado donde veíamos a un México más unido, más fuerte, más comprometidos, donde había dignidad, respeto, honradez y trabajo serios, añoramos esos tiempos, pero la actualidad es distinta”, añoró el prelado católico.

Finalmente lamentó también que actualmente se busque vivir placeres mundanos y la irreligiosidad, llegando al hedonismo, por lo que llamó a ser personas religiosas, no ser ateos que viven su vida como si Dios no existiera o su religión como si ni estuvieran bautizados.

Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO