Para Cruz Alberto Uc Hernández presidente de la Federación de Agrónomos de la República Mexicana, la negativa de algunos cafetaleros de algunas zonas del estado a la llegada de la empresa Nestlé a Veracruz es por desconocimiento.

“Es desconocimiento porque los cafetaleros actuales no van a salir perjudicados porque aunque quisieran no van a poder producir el robusta en los lugares donde están porque se manejan altitudes diferentes”, detalló.

Dijo que en el proyecto planteado se habla de una variedad del café robusta que no compite con el territorio de la variedad arábiga y que es la que se produce en Veracruz.

“La variedad robusta está diseñada para trabajar y poder producirse en altitudes que van de los 300 a los 600 metros sobre el nivel del mar. Las variedades aromáticas del café arábiga, esos se dan en altitudes de los 800 a los mil 200 metros”, agregó.

De esa forma argumentó que es falso que estarán compitiendo por el territorio dado que técnicamente son dos cultivos que no están en el mismo ecosistema lo que no perjudicará a los mismos productores.

“La posibilidad de que se incremente la producción de robusta en Veracruz, lo vemos viable técnica y socialmente dado que se van a generar empleos en esa franja que hoy tiene pocas opciones”, dijo.

Apuntó que ese es un proyecto que puede resultar exitoso y resolver el problema de falta de empleo e ingresos en Veracruz y en aquellas comunidades que están entre los 300 y 600 metros sobre el nivel del mar, por lo que debe dejar que se aterrice.

Y es que dijo que ahora ese sector de cafeticultores podrá sumarse a una cadena productiva que además en el mercado internacional no compite, pues el mercado de los derivados del café robusta es totalmente diferente al mercado especializado.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO