Parece que con justificación, porque este domingo estuvo en Tijuana echando a andar el Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, como el sábado estuvo en Ciudad Juárez en el mismo asunto, pero se sintió la ausencia en Veracruz del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el acto campesino del 6 de enero.

Debe recordarse que ese evento es patrimonio de los gobiernos revolucionarios emanados del PRI o de aquellos que tienen una índole de reivindicación social, como lo sería Morena. Los regímenes de derecha, por su parte, afines al capitalismo, siempre lo despreciaron.

Y como en todo, y sólo mencionado como curiosidad anecdótica de la política, no faltan agoreros del desastre que ya ven hasta una ruptura que se habría hecho manifiesta en esta ausencia. La imaginación desbordada de las fértiles mentes grillas jarochas inventan hasta una temprana licencia, en fin…

El punto medular es que los campesinos festejaron sin el mandatario nacional, sólo con los funcionarios de primer nivel y el gobernador Cuitláhuac García.