Este jueves 10 de enero, en el seminario de San José en la ciudad de Veracruz, se reunió el nuncio apostólico, Franco Coppola en representación del papa Francisco con sacerdotes y obispos de otras diócesis, para llevar a cabo el cambio de obispo de la diócesis de Veracruz. Carlos Briseño Arch, quien llega a suplir a Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, siendo este el cuartos obispo en la historia de la Diócesis de Veracruz.

En el acto protocolario  el nuevo obispo mostró ante los representantes de la iglesia de Veracruz la carta y bendición que el papa Francisco envió para encomendarle una nueva tarea. Asimismo hizo su proclamación de fe y recibió la bienvenida de todos los grupos religiosos que conforman la Diócesis Veracruzana.

Carlos Briseño, sacerdote agustino recoleto, era desde 2006 obispo auxiliar de esta diócesis. Nació en 1960 en Ciudad de México. Entró en los Agustinos Recoletos e hizo el noviciado en Navarra, España. Emitió los votos perpetuos en Marcilla, España, en 1985 y un año más tarde fue ordenado sacerdote en Querétaro.

Ha ejercido como vicario parroquial en Ciudad Medera, promotor vocacional de la Orden de los Agustinos en México y vicario y párroco en Ciudad de México y ha sido miembro del Comité de Bioética del Hospital General de Ciudad de México y presidente del Secretariado de Espiritualidad de los Agustinos Recoletos.

El nuevo obispo ha sido duramente señalado por criticar, durante sus homilías, a las madres trabajadoras y reducir el papel de la mujer al de la reproducción, la sumisión al esposo y el cuidado de los hijos.