Redacción.- “El impacto del desabasto de combustible en la economía y las cuentas fiscales será limitado”, señaló en un comunicado Jaime Reusche, analista soberano para México de la calificadora crediticia.

No obstante, Moody’s indicó que los problemas vendrían si la falta de gasolina se da de manera prolongada y la actividad económica se ve afectada de forma notoria. Los comentarios de la calificadora llegan después de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cerró ductos a fin de año para evitar el robo de combustible.