No es un asunto de oposición por oposición el que las bancadas de partidos políticos adversos a Morena se muestren en contra de dejar un mando militar a cargo de la futura Guardia Nacional, sus implicaciones son de mucho alcance. El diagnóstico es muy claro, y lo tiene bien visto la diputada de Morena, Tatiana Clouthier quien señala claramente: “el tener cinco años el mando militar estaría hablando inclusive de poder decir que el mando militar es el que va a terminar determinando quién nos gobernará los próximos seis años en este país, me niego a poner esto como una antesala”. Aunque aclara “No hay miedo a los militares, hay un agradecimiento enorme a la labor que hacen en muchas tareas, pero eso no quiere decir que no existan los datos duros con respecto a lo que pasa cuando cada quién se ocupa de lo que no le corresponde”. Ese es un argumento de mucho peso, no solo de oposición.