Mediante un comunicado emtido por la empresa petrolera mexicana ante los problemas de desabasto en algunas ciudades del país, Petróleos Mexicanos informa que, como parte del Plan Conjunto del Gobierno de la República para combatir el robo de combustibles, se ha privilegiado el uso de medios de transporte más seguros, lo que implica cambios en la logística de entrega a las estaciones de servicio. Esto ha ocasionado retraso, afectando mayormente a los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro.

Cabe recalcar que no se enfrenta escasez de producto ni especulación de precios; nuestras Terminales de Almacenamiento y Despacho cuentan con suficiente inventario para cubrir la demanda de la población.

Pemex está haciendo su mayor esfuerzo para incrementar hasta en un 20% más su distribución en los estados afectados, todo ello mediante auto-tanques y carro-tanques, para cumplir con el abasto oportuno y suficiente a nuestros distribuidores y consumidores.

Asimismo, se hace un exhorto a los usuarios para que eviten compras extraordinarias de gasolina, ya que el abastecimiento se normalizará a la brevedad.

Pemex apela a la comprensión y apoyo de la sociedad, pues con estas medidas la empresa busca evitar pérdidas económicas por el llamado “huachicoleo” o robo de hidrocarburo, acciones que se traducirán en beneficios para todos los mexicanos.

Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO