El presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, informó este martes, durante su conferencia mañanera, que gracias al plan contra el robo de combustibles se evitó que Petróleos Mexicanos (Pemex) evite un gasto por 2 mil 500 millones de pesos.

López Obrador dijo que se detuvo el robo de 787 pipas diarias y  que, en promedio, sólo se han robado 177 ´pipas al día.

“Con el plan contra el robo se ha bajado a 177 pipas diarias, es decir, 610 pipas menos diariamente. En total se han robado, desde que iniciamos el plan, 8 mil 540 pipas menos”, aseguró en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

La administración de López Obrador inició el plan contra el robo de combustible, un proyecto en el que participan 15 dependencias federales, el 20 de diciembre del año pasado.

El plan incluye la intervención de miembros de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina de 58 instalaciones estratégicas de Pemex, entre ellas, seis refinerías.

A esto hizo referencia el mandatario, al señalar que elementos del Ejército hallaron una instalación clandestina dentro de la refinería de Salamanca, Guanajuato, que permitía el robo de combustible.

“En Salamanca se encontró una instalación clandestina. De los tanques de gasolina a un depósito a las afueras de la refinería (había) una manguera de 3 kilómetros”, apuntó.