La defensa del fiscal general, Jorge Winckler Ortiz, pidió sobreseer la segunda denuncia de juicio político presentada en contra del titular del organismo ante el Congreso del Estado.

No obstante, la comisión Instructora presidida por Rubén Ríos Uribe descartó dicho argumento después de realizarse la segunda audiencia de desahogo de pruebas y alegatos realizada este jueves en el auditorio Sebastián Lerdo de Tejada.

El fiscal Jorge Winckler está sujeto a proceso por la denuncia que presentó en su contra Francisco Zárate Aviña, quien fue jefe de escoltas del ex fiscal general, Luis Ángel Bravo Contreras, preso en Pacho Viejo por el delito de desaparición forzada.

A través de su abogado, Arturo Nicolás Baltazar, ahora Francisco Zárate Aviña acusa del mismo delito a Jorge Winckler, con la intención de que los diputados locales lo destituyan del cargo.

Concretamente el ex jefe de escoltas imputa al fiscal general de retenerlo en contra de su voluntad en 2018 para obligarlo a dar información sobre el paradero de Luis Ángel Bravo luego de que se obtuvo una orden de aprehensión en su contra por el delito de desaparición forzada.

Ante dicha acusación la defensa de Jorge Winckler presentó una resolución de Jesús Arturo Cuéllar Díaz, titular del Juzgado Decimoséptimo de Distrito, quien determinó que no existen elementos para probar que el fiscal incurrió en el delito de desaparición forzada de personas.

La autoridad jurisdiccional desechó un amparo promovido por Francisco Zárate, luego de que terminó aceptando que estaba sano y salvo, es decir que no se acreditó la existencia de un delito en su contra.

“Lo anterior se robustece con las diligencias de notificación personal de diecisiete de mayo de dos mil dieciocho, toda vez que en la primera, realizada a las cero horas con cincuenta y nueve minutos, la actuaria judicial adscrita, asentó las manifestaciones del quejoso en el sentido que no había sido objeto de tortura ni maltrato, asimismo, hizo constar que se encontraba en buen estado físico, sin golpes.

“Asimismo, en la segunda, llevada a cabo a las once horas con cinco minutos del mismo día, se advierte que el quejoso no se encontraba privado de su libertad, pues dicha diligencia se atendió con el directo quejoso en su domicilio”, plantea la resolución.

El juez confirmó además, que a diferencia de lo que señala el abogado Arturo Nicolás Baltazar, sí se dio vista al ministerio público de la Federación para investigar los hechos en el ámbito de su competencia.

Pese a dicho argumento el presidente de la Comisión Instructora, Rubén Ríos Uribe, replicó que la resolución del juez federal  el Congreso no tiene por qué acatarla, es decir que no van a sobreseer el caso como lo pide Jorge Winckler.

“Nosotros no estamos para acatar una orden del juez federal y sí para investigar los hechos. El juez federal hace una resolución pero ello no impide al parlamento investigar la verdad histórica”, planteó Ríos Uribe.

El legislador subrayó que toca al fiscal aportar las pruebas en su defensa aunque en caso de ser en el sentido de la inexistencia de un delito todo puede ser analizado para presentar el dictamen al pleno en sentido a favor o en contra de su juicio político.

“No hay que perder de vista que los jueces federales solo conceden amparos, no investigan persecución de delitos. En todo caso sería la PGR o la Fiscalía General del Estado (a la que corresponde hacerlo)”, añadió el presidente de la comisión Instructora.

La audiencia por el proceso de Francisco Zárate Aviña fue recesada la segunda audiencia instruida al fiscal y se tiene que reanudar este viernes a las 11:00 horas.

Xalapa- 2019-01-2420:20:52- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO