Contraesquina Política
Por Fernando Martínez Plascencia

Mary Vázquez: Una corrupta en la 4T.

Joel Arellano: Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar

Eric Cisneros: Su plan de seguridad fracasa, ante los reclamos de inseguridad.

Hugo Gutiérrez Maldonado: Su preocupación son los robos de six de cervezas.

 

El famoso combate a la corrupción, implementado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador es una mera simulación de sus más cercanos colaboradores. Observarlo detenidamente puede ocasionar una urticaria.

 

Un ejemplo de ello se da con Rocío Nahle, secretaria de Energía, quien, desde el inicio de la 4T en los municipios ganados por MORENA, le da dado por practicar el nepotismo, además, también, de apoderarse de los recursos económicos de las tesorerías de los ayuntamientos a través de empresas de publicidad que manejan otras personas ligadas a ella.

 

Es una aberración despotricar en contra de los corruptos, por un lado, y cometer el mismo acto, incalificable, a través de otras personas, para seguir dañando las arcas públicas.

 

Un caso de esos lo estamos viendo y viviendo en el municipio de Coatzacoalcos, donde la hoja de un árbol no se mueve sin la voluntad de la despótica titular de energía del gobierno federal. Su investidura solapa y alienta el daño patrimonial a los habitantes de este puerto de Coatzacoalcos.

 

Esta señora, que ha perdido el piso, carente de toda humildad, está causando severos daños económicos al municipio, al tener incrustada a una empresa, propiedad de una de sus más cercanas colaboradoras, llamada Mary Vázquez Guízar, dueña de la empresa MARVAZ, como proveedora de consultoría, publicidad, folletos, lonas y algún otro tipo de publicidad, o de marketing gubernamental o político, encargada de fortalecer y “posicionar la imagen” del alcalde Víctor Carranza.

 

Doña Mary, cercana, muy cercana colaboradora de la despótica Rocío Nahle, se da su tiempo para hincarle el diente a los recursos económicos municipales por exorbitantes cantidades millonarias, que oscilan entre los 200 o 300 mil pesos mensuales. La verdad es que cualquier otra empresa de la localidad puede hacer mejor trabajo, y por menos dinero.

 

Mary Vázquez, junto al inepto de Joel Arellano, coordinador de comunicación-hasta el día de hoy-no son capaces de implementar alguna estrategia que ayude al alcalde ante los bajos números de aceptación por parte de la ciudadanía.

 

Sedientos por el poder y el dinero, Mary Vázquez y su empresa MARVAZ, junto con Joel Arellano, se olvidan del trabajo que tienen que hacer, y ante su ineficacia, el dizque coordinador de comunicación social, le echa la culpa a los medios de comunicación por sus desatinos, como si estos tuvieran la culpa de su ineptitud para llevar las riendas de esta oficina, encargada, precisamente de cuidar la imagen del alcalde.

 

Mary Vázquez, ambiciosa y mezquina, carente de todo escrúpulo, sin ningún grado de dignidad, reclama mes con mes sus pagos grotescos. Ella junto al inepto de Joel Arellano, coordinador de comunicación social, quien está peleado con la gran mayoría de los medios de comunicación por su trato grosero, y por su falta de preparación para manejar estos temas tan delicados, tienen por los suelos la imagen del alcalde.

 

Doña Rocío Nahle, ante los señalamientos de solapar las transas de su protegida ha salido a decir que no tiene voceros, cuando todo mundo sabe que la tal Mary Vázquez le cuida su “imagen”. Han sido duros los cuestionamientos acerca de estos hechos tan escandalosos, que el mismo alcalde Víctor Carranza, ha declarado que MARVAZ, propiedad de Mary Vázquez, ya no trabaja para el ayuntamiento, y que, además, pretende llevar a cabo algunos cambios en el área de comunicación social, precisamente donde aún despacha el inepto de Joel Arellano.

 

La última de doña Chío fue armar un complot con su par de títeres, Joel Arellano y Miguel Pintos, para restarle poderes a la síndica Jazmín Martínez Irigoyen, quien se ha negado a avalar, a través de su firma, las anomalías en la asignación de obra pública, así como en la presentación de actas de cabildo irregulares, alteradas, por parte del secretario Miguel Pintos, de las que hoy se deslinda el propio alcalde.

 

Doña Rocío Nahle echa por tierra el discurso del presidente de la república en esto del combate a la corrupción, porque aquí en Coatzacoalcos está sucediendo todo lo contrario, al tener metidas las manos en la tesorería, donde impuso a un titular a modo, como lo es Mario Pintos, hermano del secretario del ayuntamiento, para disponer del dinero a su antojo.

 

Coatzacoalcos está convertido en un verdadero relajo por la enorme ambición política y económica de Rocío Nahle, y esto tarde o temprano tendrá consecuencias. Los tiempos electorales no tardan.

 

Ya que hablamos de funcionarios, fíjese lo que sucedió con las declaraciones de varios colaboradores del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, que estuvieron aquí en Coatzacoalcos, para evaluar los avances del programa “Unidos para la construcción de la paz”.

 

Don Amado Cruz Malpica Diputado local, habló y señaló que al gobierno no le compete ni la administración ni la procuración de justicia, y quizá tenga razón. Solamente le faltó decir que el estado es el garante de la gobernabilidad, y que debe existir coordinación entre estos tres poderes para beneficio de la sociedad. Pero ante semejante declaración, tan clara y precisa, no se comprende la obstinación enfermiza, tanto de Eric Cisneros, secretario de gobierno, como del propio gobernador Cuitláhuac García de querer remover al fiscal Jorge Winckler, porque tal y como se entiende, el fiscal es harina de otro costal, y su remoción queda en manos del congreso, y no a capricho del titular del ejecutivo. Por cierto, a don Jorge Winckler, tal parece, le viene guango lo que digan ambos personajes. Es más, ya trae un amparo bajo el brazo para evitar que se cumplan los deseos de sus contrincantes, a quienes mantiene a raya, y bailando al son que les toque.

 

Lo peor de todo es que Eric Cisneros llegó al puerto a decir cifras alegres, que contrastan con la enorme inseguridad en el sur y en el estado, y aprovechó de colofón dicha reunión, para preguntarle a los medios de comunicación si alguien había visto al fiscal Jorge Winckler, para que le dijeran que lo anda buscando para que lo acompañe a sus giras.

 

En son de burla, el secretario de gobierno dice que no hay homicidios dolosos, cuando es de todos sabido que el propio gobernador ha reconocido varias decenas de ellos, y que los índices en estos delitos de alto impacto, siguen al alza, causando, zozobra, temor, sin que nadie pueda detenerlos, pese a la puesta en marcha del operativo “Unidos para la construcción de la paz”, que fue puesto en marcha hace aproximadamente veinte días.

 

El discurso de Eric Cisneros fue echado por tierra cuando en plena conferencia, una madre de familia le reclamó el secuestro de su hijo, sin que ninguna autoridad le dé respuestas de su paradero, situación que aprovechó el secretario para tirarle la bolita nuevamente al fiscal por su nulo trabajo, como si dicha reunión fuera para seguir escuchando sus quejas de la necedad de Jorge Winckler de irse de la fiscalía. Lo mejor que pudo haber hecho el secretario en ese momento, era haber exigido la presencia del fiscal regional-toda vez que era una reunión de seguridad- para que atendiera a esta madre, que se quejaba también que el fiscal que lleva el asunto de su hijo, la ignora cada que va a verlo para preguntarle sobre los avances de la desaparición de su hijo.

 

Para colmo, en dicha reunión de seguridad, donde el secretario de gobierno dio sus cifras alegres de estos primeros días de la puesta en marcha del operativo de seguridad, para devolver la paz y la tranquilidad de los veracruzanos, el flamante titular del ramo, Hugo Gutiérrez Maldonado, salió con la estupidez que solo se están dando robos de six de cervezas, y en el colmo del cinismo, recomendó a quienes venden bebidas embriagantes, a que escondan el producto después del horario de su venta. Hágame el recanijo favor. Con semejantes funcionarios para qué quiere enemigos don Cuic.

 

Hugo Gutiérrez aprovechó para decir que las cámaras de seguridad de Miguel Ángel Yunes Linares son un fraude y que pronto habrá denuncias. Lo que no dijo el secretario de seguridad es que él mismo ha resultado un fraude, y que su tarea no es andar dando recomendaciones a los expendios de cervezas para que las escondan. Su verdadera tarea y obligación es implementar estrategias de seguridad, que coordine a los cuerpos de seguridad bajo sus órdenes, para inhibir, detener los delitos de alto impacto que están estremeciendo a la zona sur. Delitos que separan a las familias. Familias que huyen ante la enorme inseguridad. Comercios que cierran, que bajan sus cortinas. Empresarios que no quieren invertir para no arriesgar sus vidas. Esa es su chamba don Hugo Gutiérrez Maldonado. Lo que debió haber declarado en dicha reunión, y que quiere saber la ciudadanía es, que medidas de seguridad o estratégicas está llevando a cabo, o que es lo que ha hecho o está haciendo, y no salir con su babosada de que escondan los six. Ya solo le faltó decir que también se roban frutsis y pingüinos.

 

Una miche para llevar: A minutos de la llegada del secretario de gobierno Eric Cisneros, y del secretario de seguridad Hugo Gutiérrez Maldonado, una persona fue baleada en el interior de su domicilio, en la colonia peloteros. Dicha persona fue herida de gravedad. Pero de estos hechos, ambos personajes no tenían conocimiento. De ese tamaño la “coordinación” entre los cuerpos de seguridad y sus jefes.