Curiosamente, en pleno operativo contra el huachicol, y luego de que Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobierno, declarar esta mañana que se investiga tanto a altos mandos como a las bases de Petróleos Mexicanos para detectar colusión en el robo de combustible,  Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato de Pemex, consiguió un amparo que busca evitar su detención.

De acuerdo con información del diario Reforma, la orden judicial fue solicitada el martes pasado contra todos los jueces federales de la Ciudad de México, la Policía Federal, la Agencia de Investigación Criminal y la Policía Federal Ministerial; la solicitud de amparo ocurrió luego de que supuestos agentes comenzaran a buscarlo el fin de semana pasado en las oficinas de sus abogados. Romero Deschamps también pidió ser amparado contra cualquier orden de comparecencia o citatorio y solicitó tener acceso a cualquier investigación en su contra.

El líder sindical se ha negado a transparentar su patrimonio en distintas ocasiones, sin embargo, solicitó el pago de una garantía asequible en caso de que la autoridad le fije una sanción.

Con información de Reforma